Anticoncepción masculina, ¿qué opciones existen?

condoms

Si bien tradicionalmente el hacerse cargo del método anticonceptivo ha sido una tarea de la mujer, los cambios en los roles de género han llevado a que cada vez más hombres consideren que es una tarea que debe ser compartida si se está en pareja estable y un tema también de ellos cuando tienen actividad sexual en contextos ocasionales.

Actualmente la oferta de anticonceptivos para mujeres es mucho más amplia que para los hombres, lo que se debe por un lado a que se comenzó a investigar más tarde en las posibilidades para ellos debido a temas culturales y por otro a que ha sido más difícil técnicamente el crear un buen fármaco.

Sin embargo actualmente existen dos posibilidades de anticoncepción masculina. Uno es el condón, el que si se usa correctamente, tiene una buena eficacia tanto en la prevención del embarazo como en la transmisión de infecciones. Este no tiene contraindicaciones, salvo la alergia al latex, que se puede superar usando los de poliuretano, como el Skyn de Lifestyles.

La otra opción para los hombres es la vasectomía, que es una cirugía menor, en la que se logra un resultado de eliminar en forma definitiva la fertilidad. Si bien es reversible, no lo es al cien por ciento, por lo que se recomienda para hombres que ya han tenido los hijos que querían tener o no desean ser padres. Para ellos es una excelente opción ya que es una cirugía ambulatoria, de bajo riesgo, que no interfiere en la vida sexual y es un método anticonceptivo muy seguro.

Actualmente están en investigación los métodos hormonales y es probable que en pocos años tengamos además disponible “la píldora” para ellos.