Post escrito por:Elisa

Cada día me sorprende más la cantidad de mujeres que no tienen amor por su vagina, los hombres aman su pene con devoción y locura, aunque a veces ni lo usen, seguro es porque lo tienen a la vista las 24 horas al día.

En cambio las mujeres al parecer por tenerla un poco mas escondida ya pareciera lejana a nosotras. No es mi caso pero como les decía, pero el de varias que he conocido.

A mí me encanta dar sexo oral lo paso bien y de verdad me gusta. También me encanta que me den sexo oral, pero como les decía antes, así como hay mujeres que no aman su vagina también no les interesa el sexo oral porque les da asco, yo les digo: qué cresta tienen en la cabeza? Que la lengua de tu hombre o mujer pase por tu clítoris es la sensación más increíble del mundo. Es tan rica que a veces el sexo oral femenino es mejor que la misma penetración.

Dentro de mi calentura habitual hay inocencia, pensé que el sexo anal era lo más extremo a lo que mi culo podía aspirar (pasando por meter el dedo o pasar la lengua), después del sexo anal pensé en doble penetración con un juguete, pero nada más hasta que un amigo me comento de manera muy relajada y natural si yo conocía fisting.

La verdad que no tenía idea que era, así que no me quedo otra que GUGLEAR y lo que leí me pareció bien interesante, pero cuando me metí a paginas de porno quedé en shock.

Entendiendo que el sexo es infinito y que las formas de meter algo en un hoyo son también infinitas, pero la idea de meter un puño tanto en la vagina o el ano son situaciones inimaginables para mí.

Tengo más amigos hombres que mujeres y no es por que las mujeres me caigan mal, más bien es por que mis amigos hombres me caen re bien. Tengo una confianza infinita y eso que nunca con ni uno de ellos he follado. Tal confianza me ha abierto puerta infinitas a la hora de hablar de sexo, pero mi último descubrimiento me dejo atónita y es que los hombres pueden fingir el orgasmo. Ustedes se preguntaran y ¿cómo es eso posible? Pues bien esta esta es la historia.

Primero sin es sin condón, si usted lubrica bien o está bien lubricada la mayoría de las veces, no nos damos cuentas cuando el semen entra a la vagina, lo sabemos por que tenemos los gemidos de hombre diciéndonos que ha tenido un final feliz.

Los hombres o algunos hombres digo, para no generalizar, aunque en este punto la generalización no estaría nada de mal, les gusta que nos traguemos o tomemos el semen, claramente debe pasarles algo súper bacán con el acto de que una se engulla ese liquido tibio que sale por su pene.

Yo he tragado poco semen en mi vida y no por que no me guste, más bien porque tragar para mí es como: la prueba de amor real. Insisto, para mí tragar significa que la persona de la cual estoy bebiendo esa “leche”, es importante para mí. Ahora dejando ese lado romántico de mi parte… hablemos del semen, de su sabor temperatura color y olor.

No siempre tengo lucas para renovar mi maleta mágica llena de productos sexuales. A veces la economía no anda tan buena como una espera, pero eso también da espacio para usar la imaginación y dar rienda suelta al libro de recetas costo cero de un buen sexo oral.

Estos son mis 2 tips para dar o recibir

1. Sensación de frescura o frío. Esta idea me la dio una amiga. Te compras unas pastillas de menta fuerte y las chupas hasta que toda tu boca este impregnada del sabor y frescura, post eso comienzas a dar sexo oral. La sensación es súper rica y heladita, pero con las chupadas y saliva va entrando en calor de a poco. Mis amigas que lo han hecho o que se lo han hecho, no han tenido ni un tipo de reparo o reclamo, es una sensación de frescura piola y muy divertida a la ahora de variar en la rutina.

Me he dado cuenta con el tiempo, el porno y las experiencias sexuales, que hay una posición para tirar muy pero muy fea. Y que aunque he buscado una imagen en internet aún no la encuentro. De todas maneras, la he tendido que hacer varias veces (y por que en las pornos si está) por lo tanto EXISTE!!

Cuando digo que es fea es por que lo es al 100%, no hay ni una posibilidad de poner ni cara sexy ni cara de caliente, aunque tu rostro sea tan perfecto como el de Brooke Shields o Scarlett Johansson. Es lejos la posición mas fea de todas y la descripción es “con tus piernas atrás de tu cabezas y rodeando tu cara”.

Ahora esta claro que, por un tema de elongación, no todas pueden hacer esta maravilla sexual, pero las que podemos tampoco debemos estar tan contentas. Nuestra cara se ve como una salchicha entremedio del pan de completo, aplastada y hundida.

Ahora qué es lo bueno, se preguntaran ustedes, pues bien, al estar en esa posición tan poco digna estéticamente la vagina logra apretarse contrayendo y haciéndose mas estrecha, lo que al momento de la penetración para los dos es súper rico.

Hace un par de días me metí en un profunda conversación sobre los olores del cuerpo, cuando encienden la pasión y cuando no. Con un amiga tratábamos de desentrañar al máximo estas dudas, ya que lo que para mí era excitante para ella era “vomitante”, esa delgada línea entre un olor y otro pareciera bastante personal.

Hicimos una lista de los TOP 5 olores más fuertes del cuerpo con sus respectivos pros y contras, tomando en cuenta de que son olores naturales y que son higienizados todos los días .

1- Zona íntima femenina y masculina. Aquí hay dos temas muy importantes la cantidad de pelos versus la hora del día. El sexo no programado trae estas sorpresas, encontrarse con olores que pueden matar las pasiones, cuando la ducha pasó antes del coito, los olores son apetecible y pasables, cuando el encuentro nos espera de sorpresa, los olores pueden ser un poco cuestionables pero jamás rechazables. Ahora, hay mujeres y hombres que en este último caso JAMÁS HARÍAN sexo oral, personalmente lo encuentro una tontera tomando en cuenta que con un poco de saliva la zona quedaría limpia de un solo lengüetazo. Cuento a parte son los hombres que les fascina el olor a vagina, pero ese es otro tema.

2- Axilas. Aquí hay una mayoría muy amplia, al parecer a todos nos gusta el olor a ala, incluso a muchas mujeres les excita. A mí me encantan todos los olores en general pero el de ala me pone ready. En las mujeres éste parece no importar mucho. Le pregunté a un par de hombres y me dijeron que el ala femenina no es tema”, muy opuesto al caso de las mujeres donde la axila masculina puede ser todo. Yo sencillamente lo amo.