En esta primavera no olvides regar tu flor y gana un LELO

La primavera nos pone más cálidos igual que los días. Menos ropa y más deseo es lo que proponemos en Japi Jane.

Por eso te invitamos a que aprovechemos las actividades al aire libre, los paseos con tu pareja y siempre acompañado de alguno de nuestros productos la podrás pasar mucho mejor.

Queremos premiar a todos los que ocupan los espacios públicos para hacerlos más entretenidos, a los que disfrutan los lugares secretos de los cerros, las esquinas oscuras, los baños con un espacio para moverse, las escaleras, los árboles, el pasto o cualquier lugar, porque cuando dan ganas no hay nada que pueda evitarlo.

Así que cuéntanos alguna historia en la que hayas regado tu flora en un espacio público o alguna fantasía sexual que tengas pendiente para llevarla a cabo donde cualquier te pueda pillar. Y podrás ganar cualquiera de nuestros flamantes productos LELO. Deja tu historia en los comentarios con tu mail (que no será publicado) y con el equipo Japi Jane, elegiremos la mejor.

131 comments

  • Carla

    Me encantaría tenerlo, vivo en un gran cerro y mi fantasía sería hacerlo en la punta del cerro, entre las piedras y los espinos… Me encantan probar cosas nuevas !!

  • Maria Eliana

    Un pasaje, noche, bien tarde, después de un carrete, debajo de un árbol (no se pq debajo de un árbol si estaba de noche), yo apoyada en la pared con falda, sexo anal de aquellos inolvidables. El detalle del viejo mirando por la ventana le dio el toque para q fuera inolvidable. Me acuerdo y UF!

  • Natalia

    En el cerro Santa Lucía a los pies, estaba con mi amigo con ventaja, y me agaché a darle sexo oral, me dio vuelta y ahi haciéndola muy piola nos dimos!!! lo mejor fue que acabó dentro de mi boca, y en ese momento pasó un carabinero que nos vio, y se hizo el tonto. Lejos la vez mas loca que tuve con él.

  • Carla

    Una vez con mi ya ex, fuimos a un carrete en una parcela, empezo el carrete y entre copete y copete estabamos mas calientes que la chucha, nos fuimos a caminar, y derrepente entremedio de los arboles habia una mesa (bendita mesa) en menos de 10 segundos estabamos en pelotas tirando como conejos, mientras a unos 10 metros la gente muerta de la risa bailaba y carreteaba sin darse cuenta de nosotros, a ratos pasaban guardias vigilando a los cochinones pero a nosotros nunca nos pillaron, demas que alguien dentro de su ebriedad vio movimientos extraños de 2 sombras jajaja. Despues de eso tenia ramas y hojas hasta debajo de la lengua, pero estuvo maravilloso.

  • Andrea

    Uff!! la verdad es demaciado exitante hacerlo en un lugar público con la adrenalina a mil se pasa mejor 😀 lo he hecho en un bus lleno de pasajeros y yo hiba en la mitad de los asientos al principio muchos nervios despues te olvidas del mundo, tambíen en un río a plena luz del día, en el cerro a pasos de unas casas tambien en el día 😀 entre otros lugares jaja y la verdad lo volvería hacer y si es con un juguetito Japi Jane MEJOR!!! Saludos 😉

  • Maria Alexandra

    Hola!

    Tengo unas cuantas historias..
    La primera fue en el marco de la celebracion de mi cumpleaños numero 19 (ahora tengo 26). Estaba muy cerca de mi casa, tomando ,mango sour y mi mejor amigo me dio un regalito jejeje, recuerdo que era una noche muy fria, del mes de mayo, y entre unas plantas tuvimos sexo. Luego se repitio lo mismo en Halloween, escuchaba a los niños diciendo “dulce o travesura”, estabamos entre unos rosales , cada vez que paso por ese lugar me acuerdo. Las otras historias se refieren a sexo oral y masturbacion, recuerdo una vez estar en una plaza, tambien cerca de mi casa, fue tan placentero como me masturbaron, que eyacule mucho (eyaculacion femenina) que con el frio, despues termine con cistitis jajajaja!!! pero el placer fue insuperable. Saludos

  • Maria Isabel

    La verdad es que no me gusta hacerlo mucho en espacios públicos pero cuando el llamado de la naturaleza llama hay que escucharlo y pucha que han sido bien conectados con la madre tierra, me ha tocado entregar mi flora en el campo y en la playita, esta ultima fue la mas reciente así que les dejo mi experiencia. Estaba mirando el mar en un “rompe olas” en una famosa playa del litoral y bueno toco en ese lugar un poco incomodo con por las rocas algo de temor a ser pillados pero una experiencia la raja

  • Paulina Montenegro Hamschelz

    la historia es con mi marido, cuando estabamos poleando en una salida a Viña del Mar, estabamos paseando por Reñaca y subimos a ver la gaviota de flores que auncia que es Reñaca – Viña del Mar, en la cual se ve todo Reñaca bajo y la playa. Es ahí que en unos arbustos empezamos a besarnos apasionadamete y se empezo a calentar el ambiente, no nos aguantamos y nos escondimos un poco y tubimos relaciones sexuales, más excitados que asustados por que nos podian ver o pillar algun turista que es muy visitado, nos divertimos mucho aunque no fue por mucho rato. Salimos muy relajados entremedio de los arbustos muertos de la risa. Claro para nosotros inaguamos el sector y fue una experiencia que algún dia queremos volver a repetir.

  • ro

    Fui atras de mi ex… un nortino que no iba a dejar escapar ya que era seco en el sexo. Lo busque en su ciudad, los vilos, y nunca me lo topé… hasta que llegó el momento de volver a santiago y mientras esperaba el bus me lo topé saliendo de un negocio… nos miramos y cachamos que el polvo de despedida era AHORA. Nos fuimos a conversar a la playa, en plenas dunas… eran eso de las 8 ya estaba atardeciendo y mi bus salia en 1 hora. Nos fumamos un pitito y un pedazo de pastelito que llevaba para el camino. Y entre fuma que fuma come que come… me lanzé cual tigresa del oriente… nos besamos entre lágrimas de despedida y entre gimos de placer. Follamos como si fuera el ùltimo… y es que era el último. Cuando acabamos lo bese me arregle la ropa y caminé… ahi cache que habia ene gente unos curados aplaudiendo y otros prendiendo un cigarro. Feliz por mi pq me fui raja en el bus aunque con un nudo en la garganta y un kilo de arena en las zapatillas y en otro lado. Pena por el que me imagino tuvo que quedarse dando la cara con el show que habiamos hecho jajajaja. Viva los vilossss love!!!

  • María Paz Jerez

    Cuando estudiaba diseño gráfico, tenía un pololo muy osado y yo, bueno, también lo soy. Un día pasamos a ver una exposición que había en el Instituto cultural de Providencia. Viendo las obras expuestas nos empezamos a poner cariñosos y como con suerte teníamos plata para tomar la micro, nos fuimos al baño de mujeres del lugar donde desatamos todas nuestras pasiones juveniles, pero no contábamos con que nos vieron meternos juntos y un guardia nos siguió, me gustaría contar que al momento de pillarnos se nos unió, pero no fue así. Lo que si, cuando escuchamos que entraba al baño, nos subimos a los W.C. y no nos pilló. Cuando se fue, terminamos lo que había interrumpido el guardia y luego salimos como nada del recinto. Ahora tengo una pareja hace años y me encantaría hacer cosas locas con un Lelo.

  • nataly

    buu!!! hace tiempo que no riego mi flora, pero siempre he querido hacerlo en la playa con el aguita de mar mojando las patitas y dejandose llevar por esa brisa marina que nos humedezca aun mas, ufff ya me dio calor de solo imaginarlo!!!

  • polcia

    hola mi historia es la siguiente jajajja, yo frecuento las paginas para conocer chicos y en uno de estos encuentro enganche con el muchacho en cuestión, era guapo olía bien y entre copete y copete mas mejor se veía ajjajajajaj la cosa que esperando un taxi para irnos a alguna casita nos empezamos a prender mas de lo que se debía y no aguantamos en llegar de un beso llevo a los roses manoseos y acabamos en plena plaza buscando lo oscurito, el único problema fue que cuando estábamos de lo mejor en el acto mismo y casi ya viendo la luz cuando llegaron los carabineros…. claro sin darnos cuenta por la pasion que nos envolvia no nos fijamos que estábamos detrás de un árbol tan chico como un diente de leon jajajjajajaja no nos tapaba ni la conciencia y jurábamos que pasábamos piola… lo bueno ke el carabinero nos dejo irnos sin parte y que ahora somos amigos con cober jajjajajaaj pero la plancha de esa noche en la plaza no se la doy a nadie…. saludos buen blog y geniales consejos…. y obimante espero ganar ajajajaja

  • Mario

    Siempre he querido hacerlo en la escalera de emergencia del condominio donde vivo. Es un lugar poco usado, lo que lo hace perfecto para una emergencia de este tipo, pero ademas, como esta por dentro del edificio, se produce el eco de los sonidos, lo que lo hace un poco mas entretenido.

  • Catherine

    Un día, de tantos, mi pololo y yo veníamos saliendo del trabajo, empezamos a despedirnos y nos comienza a subir la calentura, no aguantábamos las ganas de tener sexo, nos subimos al auto y comenzamos a tirar en pleno estacionamiento, recuerdo que estacionamos el auto en medio de dos camiones para pasar piola. Al terminar, cuando nos estábamos vistiendo, nos dimos cuenta que habían cámaras alrededor, siempre quedaré con la duda si nos vieron los guardias jajaja.

  • Meme

    una vez nos pillo la calentura camino a mi casa… por lo que paramos en una callesita por ahi y como andaba con faldita, procedimos a realizar lo nuestro. En pleno acto y con todos los vidrios empañados por la emocion…. unos jovenes se acercan al auto y nos interrumpen nuestro momento… fue lo mas vergonzoso y chistoso que nos paso, pero eso no nos detuvo, porque nos cambiamos de calle y continuamos lo que dejamos pendiente… pudiendo terminar de lo mejor y felices… 🙂 claro que lo repetiremos siempre que podamos….

  • Constanza

    Fantasia? No, ya no. Por suerte para mi, ya se cumplió.
    Era mediados de marzo de este año, cuando andaba de coqueta con uno de mis compañeros nuevos de la u. Hace rato que nos tirabamos indirectas y nos calentabamos en la noche cuando hablabamos por facebook. Cierto día me invitó a caminar por la u, que por suerte para nosotros tiene muchas áreas verdes. Dimos un largo paseo hablando de cosas personales; gustos, hobbies, etc. La cosa es que nos cansamos y nos fuimos a tirar a unos pastitos que hay al lado del estacionamiento de profesores. Fue ahí cuando la calentura nos llego, ambos estabamos muy calientes, así que él empezó a tocarme de a poco y yo le pedía más. Hasta que no nos aguantamos y con una chaqueta, nos tapamos de la cintura para abajo y al fin! Si, le entregue mi flor. Fue genial. La sensación de saber que en cualquier momento nos pillarían nos calentaba más aun. Al final terminamos haciendo de todo. Hoy en día llevamos 6 meses casi de pololeo y seguimos llendo de vez en cuando a aquellos pastos a recordar.
    Claro, un juguete de Japi Jane, lo hubiese hecho más emocionante.

  • Marce

    Una vez, en laguna verde, en pleno verano… me fui con mi ex polola a “explorar el cerro oscuro en la noche” encontramos un lugar con “pasto”. Ella muy galan tiró la chaqueta al suelo y nos sentamos a mirar las estrellas… como 2 minutos después nos calentamos de la nada y empezamos a besarnos y quitarnos la ropa… Fue un momento sin dudas maravilloso, con mucha conexión con la pacha-mama… además de muy romántico, creo que el más romántico de toda nuestra relación.

  • jacqueline

    uno de los tantos lugares locos que he regado mi flora fue en la reserva nacional rio clarillo en Pirque, ahi frente al rio entre piedras y hiedra dimos rienda suelta a nuestro deseo, es un lugar muy tranquilo y hermoso para visitar.

  • Andrés

    Mi historia es de mi primera vez.

    Tenía 18 años y estaba viviendo en el centro de Santiago solo por el verano. No tenía nada que hacer así que iba al gimnasio que estaba a la vuelta del edificio. Una tarde, en los camarines, me encontré con un chico bien guapo, también de unos 18 años también. Nos miramos pero no pasó nada… hasta que fuimos a las duchas.

    Las duchas no eran cerradas, pero tenían un muro divisor con la ducha contigua, pero si uno se ponía en la ducha de enfrente se podía ver todo. Quedaban pocas personas en los camarines por las voces que se oían y estábamos los dos solos en las duchas. Nos miramos y nos dimos cuenta que estábamos los 2 excitados. Él fingió que se iba pero solo salió de las duchas a revisar que no llegara nadie, después se devolvió a mi ducha y se bañó conmigo. Fue la primera vez que besaba a otro hombre y la primera vez que me hacían y yo hacía sexo oral.

    Después llegó más gente a las duchas y paramos. Pero nos vestimos y tomamos el ascensor del edificio. Ahí nos continuamos besando y manoseando hasta llegar a un piso que decía estaba en mantención. Nos bajamos y no había nadie, pero estaban remodelando. Nos fuimos a un rincón, nos desnudamos y seguimos, con el miedo que llegara en cualquier momento un obrero o un guardia. Acabamos y nos fuimos a duchar de nuevo al gym.

  • Patty

    Hace un rato que no experimentamos, pero al inicio de nuestra relación con mi pareja usábamos mucho los espacios públicos, fuera de la casa hay una pequeña plaza muy piola con los bancos a la altura precisa para un buen jugueteo, En La Serena a los pies del Faro muy tarde por la noche una que otra paraguaya… riko 🙂 Antes que se hiciera la Costanera de Coquimbo había un lugar increíble donde estacionabas tu auto y le dabas rienda suelta a la pasión, y aunque los vecinos (parejas en autos) siempre estuvieron cerca para ninguno fue inconveniente. Se me vino a la mente una reunión familiar en que nos escapamos a la cocina jajaja…. Pucha que cambiamos. Tremendos recuerdos que se me vinieron a la mente gracias al concurso.

  • Coni

    En el San Cristobal con un pololo que tuve hace años, nos pasó dos veces.
    La primera entre los arboles con los espinos y las hojas por todos lados. Jajaja fue muy chistoso y excitante. Cuando terminabamos y yo me acomodaba la falda pasó una familia completa al lado de nosotros y nos quedó mirando con cara de nada. Nosotros nos haciamos los larry.

    La segunda vez fue en esos trencitos de el parque Gabriela Mistral. Andabamos con varios amigos del colegio haciendo la cimarra. Nos habiamos fumado un pitillo. Mi pololo me acompaño a caminar y de repente fue que se le ocurrió. Fue un rapidín, todos mis amigos andaban por ahí paseando y nos dió mierdo que nos pillaran chanchitos.

    Si el aire libre es lo mejor, loco, pero lo mejor.

  • Laura

    Era primavera y fuimos al cerro con mi pierda peluda, una linda tarde calurosa. Y como dice Japi Jane, claro, la primavera es más candela, menos ropa, más deseo y un pequeño nido de amor que nos ofrecía la naturaleza se presentó en el camino cuesta arriba. La flor no aguantó más y se dejó cautivar por la abeja. Todo pasando, todo exquisito y al terminar, la guinda de la torta. Siento un ardor en la espalda, toco y algo extraño se desliza en mis manos… una oruga con aspecto venenosa, toda peluda y morada!! Jajaja, hasta ahí la historia romántica, partimos a la farmacia. Así que consejo, maravillosa experiencia, 100% recomendada, pero hay que llevarse un chalsito para protegerse de los especímenes de la naturaleza… Saludos!!

  • V

    Salgo siempre… y el cerro al aire libre o en carpa es un clásico… y llegando el buen tiempo mejor aún. 100% recomendable chicas!!!

  • Javiera B.

    Que entretenido esto, me encanta tener un poco de adrenalina en mis relaciones y tengo varias historias divertidas en espacios públicos jajaja …. Acá va una de ellas… estábamos en el lago Llanquihue con mi pololo de ese entonces, en un bote que el tenia, y bueno fuimos remando bien adentro cosa que no nos topáramos con nadie (cueck!) llegamos a un lugar hermoso solo estábamos él y yo, los pajaritos rodeada de árboles, el sol pegando increíble, el movimiento del agua uffff la cago!!! Y bueno nos pusimos cariñosos altiro! Estuvo espectacular, aunque ni les cuento como se moviaaa el bote casi que se da vuelta jajaja y en una de esas estábamos en una posición muy rica y pasa un hombre en moto de agua rajaao al lado de nosotros, y bueno hasta ahí nomas quedo la cosa ya que a mi amigo se le urgió el iñi piñi y ahí quede yo… con ganas de más.

  • jacqueline

    continuando, otro lugar fue cuando tenia 18 años estaba con un amigo con cover paseando por el cementerio general, el vivia muy cerca de ahi, por lo que atravesábamos el cementerio para llegar a su casa, la cosa es que un día entre caminata y caminata nos vimos entre unos pasillos del cementerio que estaba muy solo, y entre besos y toqueteos pillamos detrás de un mausoleo un espacio super piola para poder darnos hasta decir basta, lo que no contábamos era que los guardias revisaban esos espacios buscando gente que va a orinar o que se esconde para asaltar a las personas y nos pillaron justo cuando nos estábamos subiendo los pantalones, y no fuera eso, sino que nos comenzó a dar un sermón que ese era un lugar sagrado que como eramos tan herejes que nos quemaríamos en el infierno aun nos vemos con este amigo con cover cada uno con sus parejas y de vez en cuando recordamos esta anécdota que quedo plasmada en nuestras historias.

  • katta

    Comenzando el verano, un día de pololeo normal , salimos a dar una vuelta por Recoleta, después de caminar un buen rato, nos sentamos a conversar y la posición era bien cómoda, sentada arriba de el con mis piernas cruzadas en su espalada, bueno la conversa paso a besos, caricias y movimientos corporales, ósea nos calentamos ufffff..!! como era muy evidente en plena calle central , yo recordé una plaza pequeña escondida entre unas calles. llegamos a la plaza y una vista rápida para buscar el mejor lugar, nos sentamos , baje mis pantalones, el se abrió el cierre del jeans y ahí mismo. a metros de nosotros un grupo de lolos que compartían un cigarro, de esos que dan risa. La cosa que dimos rienda suelta a nuestra calentura sin prisa y con calma…… que manera de gozar en esa plaza..!!!!

  • Николай Милош

    No se si llamarlo fantasía, me suena a inalcanzable, pero me gustaría tener sexo en el teleférico. (Ya no se siquiera si esta abierto al publico) o en un mirador en la playa.

    Ya fui con una pareja a un mirador a la cuesta barriga a “regar la flor” así que a esa le pongo un “check”.

    Eso.

  • Florcita

    Mi silla se moja de tan sólo recordar las historias calentonas para ofrendarles, aunque sea, una.
    Bus Viña – Santiago. Mi polola y yo veníamos de vuelta de una comida familiar en casa de sus abuelos, donde evidentemente el sexo está lejos de ser bienvenido, menos si se trata de una lésbica y ardiente relación. Nos acomodamos tiernamente y apenas se apagan las luces del bus, un beso apasionado nos da señales de que había sólo un camino por delante: sexo! Los demás pasajeros desaparecieron, los incómodos asientos del bus se transformaron en un suave diván de terciopelo y nuestras juguetonas manos empezaron a recorrer, tranquilas, los calientes cuerpos. Llegar allá abajo y comprobar su chorreante humedad, me hizo gemir como si nadie escuchara. Luego elevamos el sobajeo a la categoría de danza clásica y terminamos con gritos sordos y dedos tiesos. Al Bajarnos, noté que había una mordida en el apoyabrazos de uno de nuestros asientos. Yo no fui.

  • Lechuga

    Cuando eres una Lechuga como yo, libidinosa por naturaleza, todos pero todos los lados sirven, sin embargo, no todas las micros, es por eso que para poder utilizar mi falda favorita y los lugares públicos como escena, de preferencia los estacionamientos y los lugares escondidos en las grandes arboledas santiaguinas quiero un Juguete LELO, para satisfacer mis ganas de auto-complacerme como corresponde, ¿y por que no?, de vez en cuando pedir una manito.

  • yo- obvio :D

    Estaba con un compañero de trabajo, un moreno irresistible, donde nos pillábamos nos dábamos, en la micro siempre me masturbaba, disfrutar intentando fingir naturalidad es lo máximo jajaja en la oficina, un día ya todos se habían ido, luego de una larga jornada, nos íbamos también, pero… nos miramos, y no nos resistimos, en la alfombra volvimos a darnos con locura… sentimos la llave de la puerta principal… oh! un compañero se devolvió! mierda! escóndete yo lo echo me decía! yo recogiendo mis pilchas mientras me arrancaba… el compañero cachó, pero no supo con quien… hasta frente a mi le preguntaba, y yo lo webiaba “ya poh cuenta a quien te tiraste en el piso? como tan caliente la cagaste!!!” jajajajaja

  • .G

    Con unas amigas estábamos súper ebrias en la playa jugando cartas. La cosa es que en algún momento una cosa llevó a la otra y terminamos en una pieza oscura agarrando las 4. Derrepente salimos todas de la pieza, y entre que semi agarrábamos en los pasillos,etc, con una de ellas salimos afuera de la casa y empezamos agarrar de lo lindo. Ella me dijo “no voy a hacer esto de pie!” así que miramos alrededor y solo vimos un viejo bote abandonado en el patio….así que follamos al son de las olas <3

  • Carolina

    Pucha nunca me he animado en la playa, me tinca que el unico lugar sin arenita va a ser mi conciencia, pero bueno ya habrá oportunidades para probar.
    Lo que más me ha gustado hasta el momento, es en la u, onda casi esperando que alguien te cache, y que te cachen en media cacha con el ayudante del curso, para que vean que ese mijito rico tiene su mijita rica. nunca nos han visto, yo creo que es porque sus rudas manos tapan mi boca de lo mucho que grito. igual menos mal, mejor que nadie sepa, si total disfruto ene, pero ay que disfruto mis horas de estudio.

  • Paula

    Cada mañana al tomar la micro recuerdo cuando disfrute en los últimos asientos… en movimiento con esos lomos de toro jaja… recuerdo esas risas y nervios de ambos. Pero no hay nada como al aire libre, han sido experiencias maravillosas, esos nervios de ser sorprendidos (me río sola). Un tiempo en que la soltería se apodero de mi, no deseaba tener pareja y descubrí como disfrutar sola, frente al mar, quien era el único observador… la arena me abrazo y me deje llevar, lo recuerdo como una poesía.

  • Pauliita

    Bueno, mi primera vez, o la primera vez que regué mi flor fue en un espacio publico. Howwwww mil recuerdos se me vienen con mi historia… buenos momentos 😀

    Tenia 17 años y llevaba pololeando 3 meses y yo (juraba que) estaba super enamorada, bueno después de un cumpleaños al que fuimos él me tenia que ir a dejar a mi casa antes de las 3 de la mañana, mis viejos eran super estrictos y con suerte después de rogarles por una semana accedieron a darme permiso hasta esa hora. Lo pasamos la raja en el cumpleaños y entre “perreo y perreo” se nos subió la temperatura. Cuando llegamos a mi casa estábamos agarrando en el portón y una cosa llevo a la otra y termine regando la flor afuera de mi casa sujetándome del medidor del agua. Si bien era tarde, frente a mi casa había un carrete, la música camuflo gran parte de nuestros quejidos y los asistentes ya estaban medios curados asi q ni se dieron cuenta que estábamos agarrando frente a ellos.

    Saludos!!!

  • Fran

    Mi ex pololo era virgen… entonces planiè un encuentro en medio de un carrete en el campo… Mientras todos compartían al ritmo de Américo… yo le pedí una frazada a la dueña de casa, y lo tomé de la mano y me lo llevé a lo oscurito xD pasamos unos alambres de púas y un par de vacas, y estire la frazada xD jajaja, entre risa y risa, nos calentamos y bueno, ustedes cachan… un hombre virgen es medio bruto, se fue altiro jajaja, almenos como le kedò gustando la cosa, se recupero rápido y alcance a disfrutar yo tb de ese encuentro ajajajaj… lo chistoso es k cuando regresamos a la fiesta, nos tenìan màs cachados… io tenìa espigas en el pelo jajaja, al otro dìa con el sol, tenìa rasguños en los brazos y espalda, y espigas hasta en el poto! jajajajaja
    Por eso necesito un Japi Jein!! para esos momentos en k kedas mirando al cielo y dices….eso fuè todo? jajajaja

  • PACHA

    Me encanta en el auto en cualquier parte, con mi pololo siempre paramos en alguna callecita y vamos con todo, la adrenalina que nos pillen…una vez cuando terminamos, vimos que justo arriba nuestro había una cámara de seguridad ciudadana jajaja…flor de espectáculo se llevaron 🙂
    Me encantaría en un cerro, como el San Cristobal, así como que no quiere la cosa, escaparse un ratito a lo oscurito y los arbustos y gozaaaar.

  • Fran

    Los espacios publicos son mi torcedura, me encanta es mi punto debil, soy caliente lo reconosco y no me arrepiento, es rico saber que cualquiera te puede estar pirando, que puede pasar cualquier cosa, me mojo solo de recordarlo. Cual les cuento, una o todas?. Mis favoritas obvio!. Hace uns 3 años tenia un pololo, pendejo, virgen, le enseñe todo lo que sabia y mas, la quinta normal era nuestro lugar favorito.Despues de una tarde compartiend con los amigos entre su asado y copetes, terminamos solos, o eso creia yo por lo menos, la zona de picnic fue el lugar escojido. Andaba con falda, benditas sean, asi que el se sento sobre la mesa y apoyo sus pies en el banco mientras yo me lo montaba como amazonas, de a poco la ropa se fue reduciendo y termine solo con mi falda y un buen polvo. Otras veces nos tirabamos bajo los arboles o nos escondiamos tras los muros de alguno de los museos, sapon no faltan y sus varios pero cuando estas en batalla poco importa, hay que seguir no mas hasta el final.
    Hace un par de años conoci al amigo, de un amigo, de un amigo, de esos que aparecen al asar, los miras y ya sabes que es tuyo, que no lo vas a dejar ir. Eran las 6 de la mañana cuando llego a la fiesta, venia de un matrimonio con traje y todo, y bueno esta de mas decir que le tenia ganas, conversamos y coqueteamos hasta el medio dia, me invito al depa de un amigo y fuimos, como a las 1 le dije me voy asi que el caballerosamente me acompaño a la puerta.Pero yo tenia una mision asi que abri la puerta de la escalera de emergencia y lo invite a pasar, y ahi paso de todo, entre el piso 10 y 11. Por detras, en cuatro, de pie contra el muro, sentados raspandonos el culo contra la escalera, la adrenalina corria a mil, y entre gemidos y halagos, le constesto el telefono a la polola pero bueno eso es un detalle, lo que me vino despues valia la pena. No hay nada mejor que esa sensacion de victoria que te queda despues de un buen orgasmo. Me encantan mis aventuras.

  • A.G.

    Amor de verano!!! conocí a una chica muy atractiva con el viejo truco de: tienes fuego? ella vestía un bikini blanco que hacía un delicioso contraste con su piel color mate, pasaron los días y la confianza crecía y crecía, eso de ponerle broceador me dejaba a mil, tan vergonzoso que se me notaba la anatomía, ella sonreía coquetamente porque por razones mas que obvias se me notaba!! De noche salíamos a caminar a la orilla de la playa, nos abrazábamos por el frio, mientras que por dentro, al menos yo, ardía. Era muy especial para sus juegos, besos cuneteados, me abrazaba por atrás y me hacía sentir sus pechugas en la espalda, esto rayaba casi en el sadismo!!! Frenaba cualquier intento de acercarmiento con lo que provocaba mas y mas deseo. Eran tardes y anocheceres maravillosos, de un romanticismo y ardor increibles. Parejas enamorándose pasada la puesta de sol cada tantos metros, por ahí una que otra pareja en juegos previos tocándose con pasión… tan caballero yo, puse mi chaqueta en la arena para sentarnos muy juntitos, por fin llegó el momento en que le arrebaté un beso de antología, que mujer mas increible!! Un poco asustado miraba alerta por si aparecía algúna pareja pero de carabineros, el momento era preciso, a unos 10 metros una pareja en cucharita daba rienda suelta a sus deseos… y no pasaron muchos minutos de besarnos que sentí su mano deslizarse por ahí… estaba todo dado y comenzamos a entregarnos ardorosamente, a lo lejos se divisaban un par de linternas acercarse, ella miraba y parecía exitarla ver a los carabineros cada vez mas cerca y yo me exitaba al verla a ella… terminamos lo que había que terminar, a penas nos alcanzamos a tapar sin siquiera poder subirnos los pantalones por completo cuando los “cops” nos apuntaron con sus linternas… “mejor váyanse de aquí! no se le ocurra ponerse cariñoso me dijo el cabo mirándome a mi. Asustados de que nos fueran a detener si nos pillaban otra vez y con los pantalones arremangados nos fuimos al minuto muertos de la risa!!! y saben? hoy estamos felizmente casados! y se que seríra muy feliz si le llevo de sorpresa ese de color rosado. Saludos…

  • Josefina

    Esta historia comienza a calentarse a medida que avanza, tal y como el viaje que nos propusimos a hacer con mi novia hace un par de años atrás. Estábamos ella y yo haciendo dedo (no es lo que piensan) para recorrer el norte de Chile, ya habíamos subido a camiones, autos, carretas, en fin, un montón de cosas para llegar a nuestro destino. A medida que el viaje avanzaba, el paisaje se iba poniendo cada vez más árido y el calor del norte abrazaba algo más que nuestras pieles.
    En Calama, dedo parado y se detuvo un bus, para nuestra suerte el chofer era un joven lolein con ansias de un par de buenas mozas a bordo y nos llevó en la SUITE PRESIDENCIAL del bus, un habitáculo hasta entonces desconocido en la parte de abajo donde los choferes duermen cuando tienen que descansar y que consta de un colchón y unas almohadas, frazadas, etc. Al ver que ese oasis en el desierto era el lugar en el que íbamos a viajar no tuvo que pasar mucho tiempo para empezar a sacarnos la ropa y regar las flores. Cada vez que el conductor agarraba y movía la palanca de cambios (desde arriba, claro) el movimiento del bus potenciaba el vaivén de nuestras caderas. La experiencia, lo cómodo del lugar y los nervios de ser descubiertas encendieron el trayecto hasta llegar a Iquique. Al bajarnos, agradecimos al chofer que jamás se imaginó que la fantasía de su vida estaba ocurriendo en su colchón.

    Atte,
    para hacer bien el amor (y en todas partes) hay que ir al norte.

    PD: queremos puro tener un trío con LELO.

  • Escribir esto me calentó

    “Alta tensión”

    La combinación carrete universitario + salas vacías (por clases suspendidas) + coqueteo con una compañera + borrachera siempre ha tenido como resultado: UN BUEN POLVO.
    Y bueno, nuestro encuentro flor con flor fue así, con harto polvo… Estaba terminando la ramada de la U cuando escuchamos que había un carrete en el 4to piso. Subimos con un grupo de amigos y nada, estaba todo fome y desolado hasta que alguien me dijo: “Yo te voy a mostrar donde está la fiesta”.
    Mi compañera de coqueteo me agarró de un brazo y me lanzó dentro de una sala oscura, con luces rojas, llena de polvo. Nos tocamos, besamos, yo encima, ella encima, flor con flor, todo mojado, el polvo se transformó en un barro suave que nos cubrió los cuerpos desnudos, uyyy… además de borrachas nos pusimos gritonas y nada importó más que enamorarnos y abrirnos/pujarnos/lamernos completas en ese momento.
    Al salir de este lugar desconocido me encuentro con el grupo de amigos mirando con cara de “mhhh, las cachamos!”. Y efectivamente cachamos, y cachamos en un lugar cuyo cartel decía: “Prohibido el acceso a personas no autorizadas. Sala de alta tensión”.

  • Cristóbal

    Estábamos caminando por el centro, día de paseo entre el parque forestal y el cerro santa lucía, helados, música en vivo, ferias callejeras a media tarde iluminadas por las luces de restaurantes y librerías. Las escena se complementa con una pareja de jóvenes que camina entre la gente, una pareja anónima entre las miles que transitan por el barrio Lastarria un sábado por la tarde. Ella, de jeans ajustados y una polera ceñida al cuerpo que resaltaba sus pechos. Yo, de pantalones negros y una chaqueta verde oscura. A ojos de cualquiera era una imagen cotidiana y sin destacar del cuadro que es Lastarria ese día y a esa hora. Para nosotros sin embargo ese era nuestro momento. Habíamos bajado recién del cerro, amparados por la vegetación de sus terrazas (una que da hacia el oeste, cerca de unas estatuas…) habíamos comenzado como cualquier primera cita hablando de música y películas (Devendra Banhart y Ryan Gosling fueron durante 4 horas mis artistas favoritos… obvio, tenía que impresionar) en principio era una cita muy inocente, de verdad que no esperaba nada mas que conseguir un beso y en lo posible una que otra caricia de sus senos. Debo mencionar en este punto que sus tetas son lo mas exquisito que he probado en mi vida, y que no podía (ni puedo) dejar de verlas/tocarlas/acariciarlas/lamerlas/. Y fueron en definitiva sus pechos los que dieron pie a todo lo que ocurrió después.

    Corría un viento suave pero bastante helado para ser verano, convenimos que The Notebook y Titanic son las mejores películas de de amor que ha hecho el cine (aunque en realidad me gusta mucho mas acción mutante y las caras de la muerte). Le abrigue con mi chaqueta en plan de ser un caballero, cortés y atento. Le di un abrazo, sus pechos se incrustaron en mi cuerpo y antes de incluso saber que podía robarle un beso tenía una erección tan evidente que disimularla era imposible. Ella con su cuerpo pegado al mío lo sitió. Desde ese instante en adelante la intensidad de nuestros actos fue creciendo a medida que nos arrancábamos el alma a punta de besos y caricias. Estábamos calientes. Comenzamos torpemente a abrirnos los pantalones mientras escuchábamos el ruido de los autos por la calle. Sus piernas blancas suaves y duras eran parte de mis manos, que querían tocar todo. Poco tiempo pasó antes de tuviese mi lengua entre sus piernas, apoyados contra un árbol y entre las enredaderas que cubrían el suelo agarraba sus tetas y gemía. Arqueaba su espalda y con su cabeza apoyada entre las hojas se mordía los labios. Comenzó de a poco a subir el tono de sus gritos hasta que escuchamos los pasos de alguien bajar por las escaleras de piedra. Rápidamente subimos nuestros pantalones, aunque no lo suficiente como para pasar piola. Nos fuimos entre risas, aunque con la pega inconclusa. En lo personal soy de aquellos que les importa mucho que sus parejas terminen una, dos, o tres veces antes de poder acabar tranquilo, asique sentía una responsabilidad casi moral de terminar lo que comencé.

    Con la confianza que da el haberla visto semidesnuda en el cerro, caminamos por Lastarria esquivando personas y riéndonos de sus vestidos y trajes limpios mientras nos sacábamos algunas hojas del pelo y limpiábamos la tierra de nuestros pantalones. Por ese entonces existía un café muy simpático, el Mesié Quiltro que ahora vende unas pastas no tan simpáticas (no se si se pueden dar ese tipo de nombres aquí), ahí trabajaba un amigo con el que me llevo la raja y con el cual siempre nos hemos apañado en todo tipo de circunstancias. Y en esta ocasión era el cómplice perfecto para todo lo que tenía en mente. Ese día estaba atendiendo y apenas nos vio entendió en lo que estábamos. Una de las gracias de ese café es la sala subterránea que tienen, donde se hacía exposiciones artísticas y uno se podía tomar un café en unos sillones viejos. Era el perfecto escenario, mi amigo cerró el paso al subterráneo y nos quedamos solos. Ese día seguramente la crema del café supo distinta.

    En fin, esa es mi historia. Con aquella chica somos pareja desde hace 2 años y medio, es mi mejor amiga y mi compañera de vida, nos conocemos como nadie y amamos no solo nuestras virtudes sino también nuestros defectos. Dejo mi testimonio en este blog porque a ella le encantan los vibradores, es un fiel compañero cuando tiramos y su cara de placer cuando los usa es impagable. Y bueno, los productos “lelo” se alejan mucho del presupuesto de un universitario. Saludos japiblogueras (y japibloueros) espero que hayan disfrutado la historia tanto como nosotros lo hicimos en su momento.

  • janet goicovich

    Hola mi historia es a los 18 años aun pololeando con mi actual marido, tipico a esa edad la calentura y la imaginacion andan a la orden del dia y recuerdo que viviamos muy serca de una plaza con juegos y yo desde que comense a pololear con el mi vestimenta eran solo faldas (rapidas de subir) jejeje. El se sento en un columpio y yo me subi sobre el y nos impulsamos como si dos perfectos enamorados se columpian, pero la verdad es que nos dimos con todo, fue tan exitante y placentero que lo recuerdo como si fuera hoy.

  • Bea

    Mi historia es de hace como 3 años… yo estaba carreteando con mis amigas cuando de repente suena mi celular y obvio era mi “fuck buddy”, un weón alto, moreno, con unos labios increíbles y tiraba de lo mejor, me pregunta qué iba a hacer más rato y quedamos en juntarnos. Me pasa a buscar y ¿pa dónde vamos?, le dije que manejara no más y que ahí veíamos. Nos fuimos a un lugar bien oscuro, cerca de las dunas de concón, empezamos a agarrar en el auto y obvio la cosa se fue poniendo más hot y se empezaron a empañar los vidrios y a hacerse chico el espacio… la clásica. En la volá se nos ocurrió subir un poco las dunas, así que partimos caminando y llegamos como hasta la mitad de las dunas, la noche estaba increíble. Empezamos a agarrar en la arena y a tocarnos por debajo de la ropa, la previa es lo mejor. Uff! estaba todo demasiado rico y no aguantábamos más las ganas de tirar… el me empezó a sacar la ropa de a poco, yo estaba que no podía másss, así que le empecé a bajar los pantalones, los calzoncillos, la polera, todo. De a poco el me empieza a penetrar, se veía tan rico con el cielo de noche de fondo, llegaba apenas la luz de la luna, el aire fresquito y nadie webiandonos… así que estábamos ahí los dos empelota en la arena tirando de lo mejor! No había nada a nuestro alrededor… y si alguien nos vio me da lo mismo! Fue demasiado rico, imposible olvidarlo. Cuando terminamos volvimos al auto y le dimos con todo al sexo oral. Lejos una tremenda noche.

  • natalia

    jajajja yo lo hice en un parque cerca de mi casa, los tipicos paseos de las noches en verano yo andaba con una faldita larga, comenzamos a acariciarnos y nos llamó la naturaleza, en resumidas cuentas hasta dejé los calzones tirados por ahi jajajjaj saludos!!!

  • lavalerot

    Era un domingo de primavera cualquiera. Yo estaba dominguéandolo en la casa de un amigo y su novio y llamé a mi shicoco para que fuera y nos tomáramos algo entrete los cuatro.
    Por supuesto que nos pasamos de copas (como dicen los papis) y de a poco a mi y a mi cabro nos empezó a dar muchas ganas de querernos como nos enseñó la madre naturaleza, así que preferimos agarrar la mochila, la chaqueta, el poleróns, y partir a mi casa.
    Yo vivo en Provi, en plena avenida, y como es de conocimiento público por aquí hay muchas muchas galerías, pero hay una en particular que es muy simpática en donde hay que bajar una escalerita para entrar. Está en la esquina de Providencia con Pedro de Valdivia (me imagino que ya varios podrán saber cual es).
    Resulta que cuando la micro estaba por llegar nos bajamos y al pasar por fuera de esta, quisimos ir a hacer nuestras cosas. Un domingo de noche en provi no pasa nadie, pensamos nosotros, y entonces ¿por qué no?.
    Bajamos y le pusimos wueno. Estaba super entretenida la cosa hasta que se nos ocurre mirar pa’ arriba y claro, ahí teníamos a un espectador pasándolo regio con el show. Me subí los churrines, mi cabro los suyos y muy avergonzados nos fuimos a mi edificio.
    Llegamos a la entrada y no nos aguantamos más, tuvimos que terminar el trámite.
    Fue superchori.

    pd: Al otro día me di cuenta que en la entrada de mi edificio habían puesto una cámara de seguridad que da justo al punto en donde nos apotingamos para terminar el asunto. Así que síp, holi soy como la vale roth y estoy en un video de mi edificio.

  • marcela

    Mi pololo es músico y cuando recién nos conociamos lo fui a ver tocar en un pub, cuando terminó me invitó a comer algo al camarín y nos encerramos en el baño con la luz apagada y sentíamos que pasaba y pasaba gente por fuera… Fue lo más adrenalínico y calentón del mundo!!!
    Desde ahí no hemos parado y no nos limitamos por los lugares, él es de región así que aprovechamos de taparnos con una frazada en el bus y pasar piola.
    Ahora que llegó la primavera me siento más acaloradaaaa y necesito regar la flor más seguido.
    Viva el sexo con amor!!!

  • Pame

    Venia recien conociendo a mi pololo (en ese tiempo) y nos juntamos en la plaza casino de viña del mar, se hizo tarde y empezamos a caminar por la avenida peru, llegamos al final donde hay una escalera y nos empezamos a besar, a tocar y nos calentamos…..salio volando la ropa…..estabamos de lo mejor jajaj yo en mis gemidos y derrepente mi pololo me dice: ¡¡ vistete rapido que viene un grupo de marinos trotando !! (eran unos 30 aprox), bueno paso que no alcance a vestirme y lo uno que atine fue a agacharme y taparme la cara jajaja los marinos nos quedaron mirando sin decirnos nada ya que iban con un capitan que los iba guiando jajaja……el tragame tierra fue horriblee jaja

  • Angelica

    Una noche de verano nos fuimos a la barra en Bellavista con un amigo de San Antonio…luego de besarnos y tocarnos en frente de todo el mundo de la disco decidí mostrarle la bella noche y hacerle un poético y sexo oral frente a la casa de Pablo Neruda…Premio Novel al terminar. Fue muy excitante y sin censura, inolvidable!

  • Lola

    En la Universidad, con un amigo. Nos fuimos a un rincón solitario, entre aulas, donde habían bancas de concreto, para tendernos o apoyarnos; no éramos los únicos que tenían ganas de sexo y que recordaban ese lugar y nos interrumpieron al menos 3 veces cuando decidimos irnos a otra parte dentro de la misma U. Esta vez en los jardines frente a los laboratorios, yo estaba montada sobre él, lo estábamos pasando tan bien que, aun tratando de ser lo más silenciosos posible, nos pillaron los guardias de ronda, iluminando toda nuestra hermosa y gloriosa humanidad; alejaron la luz y con un ronco -“Acá no pueden hacer eso, muchachos”- nos tuvimos que vestir lo más rápidamente posible y salir de ahí. Estábamos calientes, pa’ qué mentir y el que la sigue, la consigue, así que nos fuimos a unos pastizales que están en la parte más alejada de entradas y aularios y ¡POR FIN! pudimos pegarnos esa cachita rica y sin interrupciones. Rico.

  • Clau

    Hayyyyyy me encantaría ganarme uno y descubrir un nuevo mundo de sexualidad conmigo misma 😀 … bueno mi fantasía es hacerlo en la pega, entre las bodegas o un baño de la pega, con ese compañerito que me tiene loca! ajajajja

  • Pame

    Fue para mi cumpleaños numero 23; mi pololo no pudo ir porque estaba en los ultimos ramos para terminar la carrera…….
    Fui con mis amigos, primos, “amigos de mis primos” y es ahi donde me quiero quedar jejeje, me gustaba hace mucho un amigo de mi primo (menos 18 años) y bueno se fueron dando las cosas, bailando que al final para hacerla mas piola sin que nadie nos viera en la disco, nos arrancamos y nos fuimos a la linea del metro (no se preocupen que a la hora que fuimos ya no pasaba el metro) y entre caricias, besos, roces, respiraciones fuerte, terminamos haciendolo a lo perrito…… pasaron como 10 minutos estabamos de lo mejor y de repente el amigo de mi primo me dice: ¡¡no te des vuelta pero atras ahi un guardia mirandonos!!, obviamente que lo mire de reojo y el weon no se veia, solo se veia el cigarro prendido jajajja…..lo unico que atine a decir mientras me subia el pantalon: ¡¡ Bah como si nunca ubiera visto un poto!! jajajaj y bueno sali caminando ajajajja fue muy buena.

    y otra ves con el mismo jajjaja (me quedo gustando parece) tambien nos arrancamos de una disco y nos fuimos a una playa que queda cerca del VTP en Baron, y estabamos de lo mejor cogiendo y no nos alumbra un barco con sus lucessssssssss me queria morirrrrrr ahora que la pienso fue chistoso pero en el momento jajaj malllll, pa mas remate de los nervios mi pareja se confundio de hoyo y paso de largo y metio su pene a la arena le quedo todo arenado jajajaj asi que hasta ahi no mas llego la accion jajajaja.

  • Paula

    Pa conectarse con la pachamama: termas de Colina una noche de octubre, con luna llena a eso de las 1 de la mañana. Habíamos ido con otros dos amigos, y estábamos en una poza de las grandes, así que cuando ellos se corieron pa la otra esquina nos instalamos debajo de una piedra grande y empezamos a masturbarnos el uno al otro… lo único difícil de estar en el agüita mineral es que es difícil lubricarse pa que me lo metiera hasta el fondo, pero claro que intentamos. Obvio que nuestros amigos nos cacharon cuando dejamos de hablar y salían sonidos raros desde nuestra esquina… lamentablemente no alcanzamos a consumar más que los toqueteos locos, pero me queda pendiente para culminar el acto la próxima vez que vaya. Al menos toda la piel de la zona nos quedó suavecita.

  • Marisol Zambrano

    Que recuerdos, con mi ex esposo duramos 19 años juntos en total, así que imaginense todo lo que hicimos en esos tiempos, eramos muy calentones, un día en un paseo del trabajo de su papá, había un sauce tan lindooo y frondoso que nos tentamos, pleno verano, poca ropa así que no nos costo nada, jiji lo pasamos genial, casi nos quedamos abajo del bus pero todo el camino de regreso nos veiamos y nos reimamos solos, otra vez divertida fue en la escalera del edificio de mi madrina, yo con falda larga jajaj teníamos mucha imaginación. Que buenos tiempos XDD

  • Angélica

    Con mi novio, entre las callecitas serpenteantes del costado del parque Bustamante, en nuestro tiempo de universitarios, cuando recién estábamos saliendo, buscábamos rinconcitos oscuros por ahí… es que tienen que comprender, él vivía con sus viejos y yo en una casa con una guardiana y muchas sapas, así que no había mano u_u
    Igual años después parece que nos pillaron, porque unos tipos en un auto pararon en la esquina a la que llegamos y nos gritaron “cinco letras, cinco letras”… ninguno de los dos entendió… hasta que le pregunté a otro compañero de la U si sabía que era… “MOTEL” me dijo, “es una canción”… Soy de las personas que se ponen rojas por todo, así que me reí no más, y cambié de tema rapidito n_n

  • Tat

    En el siempre bien ponderado Cerro San Cristobal.
    Cerrando la jornada de un carrete universitario, el y yo, miradas, palos iban palos venían, y un poco de “corre que te pillo” terminaron en lo esperado: fuimos a lo oscurito (si, a lo oscurito, por que ya eran las 8 aprox, y el cerro se ponía interesante) y al más puro estilo de reportajes de “aquí en vivo” lo hicimos en todas las posiciones posibles que la condición geográfica nos permitía, claro que entre risas y ebriedad esto tenia que terminar con un broche de oro: un mal calculo especial hizo que rodáramos por la ladera el, su bicicleta y yo.
    Y que nos importaba, estábamos a poto pelado y felices
    y hoy seguimos así Felices y a potope.

    p.d. sobre el vibrador… es lejos el mejor invento del mundo, galaxia, universo <3

  • Javiera

    Durante uno de los recesos que suelen tener las parejas, en una fiesta de disfraces me encontré con mi ex, yo disfrazada de cleopatra y el de gladiador. Entre baile y baile subió la temperatura y terminamos regando mi flor en el baño del local, en donde perdí mi ropa interior. Luego de tanta química decidimos terminar en mi departamento, cercano al local, pero el fuego fue más grande y comenzamos en el ascensor a regar nuevamente mi flor (yo vivo en el piso 12 de un edificio antiguo) cuando se abrieron las puertas y por la hora que era ( cinco am) nos dimos cuenta de que estábamos solos, me monto en el para no desperdiciar ni un segundo y nos dirigimos a la puerta del depa, entre juegos y juegos para encontrar las llaves nuevamente nos sube la temperatura hasta que logramos entrar y el resto queda entre mis paredes, el y yo. Al final volvimos y hoy es mi pareja.

  • A.-

    (Breve) Historia de una follada callejera

    Si bien he tenido más de una experiencia en el exterior, hay un evento del cual me siento súper orgullosa, satisfecha y con ganas de que se repita. Salí con una amiga, sin pareja, a bailar. En teoría me debía devolver a mi casa, pero entre trago y trago y canción y canción me empecé a calentar demasiado y en vez de irme hacia mi casa, llamé a mi novio, quien estaba estudiando, y le avisé que llegaría en una media hora, sin derecho a réplica, sin cuestionamientos, sin nada.

    Acto seguido: Ahorrando Tiempo: Me fui al baño del local donde bailaba y como era una noche de verano (calurosa) decidí sacarme la ropa que llevaba bajo (sostén y blusa), me puse el trench arriba y también saqué mi ropa interior de abajo (mantuve la falda, obvio) y partí en busca de mi novio quien me esperaría en un paradero cercano a su casa.

    Tercer Acto: El Encuentro: Luego del viaje en colectivo y ya con menos alcohol en la sangre (y cada vez cuestionándome más la ausencia de ropa) me bajé en el lugar indicado y me encontré con el sujeto a quién le pedí que me arreglase la chaqueta… luego de él darse cuenta que no llevaba nada bajo el trench, le pedí que bajase y tocase la falda que llevaba puesta… Cagó al darse cuenta que no había más que falda.

    Cuarto Acto: La Follada: La adrenalina del momento, el acto semi osado que había hecho me recordaron prontamente la calentura que me había generado el alcohol y el baile, así que le pedí que corriésemos a su casa a 1) terminar de sacarme la ropa 2) tirar non stop. El problema fue que ni alcanzamos a llegar a la casa y follamos en plena calle, de pie contra un muro. Exquisito, genial, y mala cueva si alguien pasaba por esa calle que bastante transitada es… Tiramos un buen rato y cuando la sensación de intimidad nos invadió decidimos seguir en lo mismo pero al menos visualmente un poco más protegidos.
    Pobres vecinos, mi novio ya no vive allí, pero sé que están aliviados de no escucharnos tirar un par de veces al día y oír tanto gemido desesperado y extremadamente caliente.

    Fue una de las mejores experiencias, genial, extremadamente sexual, única. Ahora a buscar otras…

  • Su Q

    Qué Santiaguino hecho y derecho no a agarrado en el Santa Lucía y/o San Cristóbal?
    Reconozcamos que tiene su “qué” de clásico y casi obligatorio.

    El mío particular, fue hace dos años en la ducha de un gimnasio. Estaba pinchando hace rato con un deportistoide (yo no lo soy, pero trato constantemente), y un día de esos que una prende con agua, pasé al gimnasio apurada antes de irme a trabajar para despejar la cabeza, cuando nos topamos, y entre un par de ojitos y palabrotas, lo llevé al vestuario de chicas, y chuuuummm a la duuucha, para que no nos pillaran las abuelitas de step, jajajjajajja… el momento fue grandioso… pero salir fue ultra difícil, ya estábamos con los dedos arrugados esperando que se despejara la pista… al menos un poco.

    Y el deportistoide? Salimos dos veces más y todo acabó, en lugares comunes fuimos un fiasco.

    Y el gimnacio? fui un par de veces más, y ante la constante mirada castigadora y envidiosa de la recepcionista, levanté mi cabeza dignamente, sonrreí, y me retiré de ese lugar sudoroso y pacato. Ahora hago Yoga mejor.

    Y Fantasía? en algún edificio importante de santiago, algo patrimonial. La Moneda, la catedral, el club la unión, no sé, alguno con historia y con esos aires sacros de respecto recatadísimo y acartuchado … eso me encantaría… espero encontrar al valiente. ¿Quién dijo yo?

  • susana

    e bueno lo e echo en barias partes publicas una vez lo i se en el la cordillera en el rio muy pero muy frio y como a tres metros y un monticulo estaban mis papas tipin 3 de la tarde , tambien en la playa dentro del mar aplena luz del dia , en las termas todo oscuro yeno de personas pero en la montaña no se be nada fue tan bueno que esa vez asta quede embarazada y una caserlo en un asensor

  • Nicole

    Mi historia es con mi marido lo hicimos en la playa dentro del agua con toda la gente al lado bañandose y nosotros como si nada dele que dele, fue una sensacion espectacular, lo volveria a repetir, la sensacion de que te pillen es exitante. 😛

  • Javi

    una vez lo hise en el san cristobal con un tipo, estabamos como tetera, no nos aguantamos más y lo hicimos entre arboles y pasto… la experiencia fué penca, pero porque el tipo era penca jajaja. Otra vez fué en un taxi, fué grado 2 no más eso sí porque el taxista miraba mucho jajaja
    Una fantasia seria hacer una pelicula porno, me encanta que me miren y deseen.

    Espero poder ganar, ya que me hace mucha falta!

  • isa

    Cuando me estaba conociendo con mi actual pololo, fuimos a dar un paseo a un cerro muy lindo, tomamos unas chelitas, conversamos harto y sin previo aviso, la cosa se puso caliente, asi que hicimos el amor en el cerrito, asi no mas ! hasta que sentimos unos ruidos a lo lejos y tuvimos que agarras nuestras ropas y arrancar!!! eso no fue muy glamoroso la verdad, pero hasta el día de hoy lo recordamos con gracia. jajaja saludos y éxito a todas.

  • daniela

    me llaman muchos los rincones de la u, los pastitos, en las salas de noche (es fácil pasarse por las ventanas)
    Una vez lo hice en la calle, en la acera, no lo recomiento para nada!! muy doloroso el cemento jaja, saludos!

  • Maria

    Lo recuerdo y me rio! Estaba saliendo con un tipo y me invito a pasar el día a la playa. Fuimos a comer, paseamos y luego nos fuimos a un mirador. La verdad es que no queríamos hacerlo en publico, pero habían pocos autos y estábamos muy calientes. Nos pasamos al asiento de atrás del auto y cuando estaba llegando al climax, nos tocan la ventana. Levante la cabeza para mirar y eran los pacos! Resulto ser que nos hicieron bajar de auto para retarnos porque no se podía tener sexo en un lugar público y menos si estábamos tan cerca de la playa!

  • Paz

    Recordé lo que me pasó hace unos veranos con el que era mi amor de verano.
    Para arrancar del calor del centro de Valdivia nos fuimos al Jardín Botánico de la UACh, el que en esa época se llena de parejas. Entre tantos besos y caricias nos entró la calentura e hicimos lo que hace la mayoría de la gente: irse a lo oscuro. Como queríamos llegar rápido buscamos los lugares más cercanos pero habían varios ocupados… uno de los tipos nos miró con cara de “igual estoy caliente” y me dio risa. Seguimos avanzando y para acortar camino intentábamos saltar las canaletas pero mi ex apenas podía saltar con la erección que tenía.
    Finalmente encontramos un lugar entre dos pinos enormes, pero comenzó a anochecer y alcanzamos a jugar un rato, pasaban los guardias y nos tirábamos al suelo para que no nos vieran… además, mi compañero terminó rascándose desesperadamente con tantas picadas de zancudo… al menos mis picaduras desaparecieron muchísimo más rápido.
    Fue buena la calentura, pero faltó repelente.

  • Sofía

    Una tarde a fines de febrero subiendo las escaleras del edificio (no tiene ascensor ya que son sólo 4 pisos) un poco de calor, ropa ligera y corta. Mi pareja me deja subir primero por lo que en cada peldaño me daba un agarrón. Nos pasó la abuelita del segundo piso, donde ya en esos escalones pasamos de las palmadas al lenguetazo por escalón. Mitad de segundo piso me agarra fuerte por detrás, me baja un poco el short y comenzamos a tener sexo en la escalera, tapándome la boca para que no salieran de algún depto. Sentimos los pasos de gente que venia bajando, ni si quiera nos despegamos, fue como caminar pegaditos, ellos siguieron su camino y nosotros terminamos en las escaleras del edificio haciendo todas las posiciones posibles! fue ex-qui-si-to, y lo volvimos hacer un par de veces más!!
    Y bueno fue la primera vez en público para ambos, a lo que agarramos el gustito del saber que nos pueden pillar y nos excita un montón, lo último fue tras unos arbustos al frente de la playa, sólo íbamos a caminar pero bueno, las cosas de la vida ajajjaja
    Saludos!

  • Camila

    Esto paso hace aaaños pero es lejos lo más chistoso que me ha pasado en estas lides. Estábamos mi pololo de ese entonces y yo paseando de noche por el centro cuando se nos ocurre meternos a un pasaje oscuro para sentir la adrenalina del espacio público y que nos pudieran pillar. Estábamos en lo mejor cuando, desgraciadamente, se me salió la rodilla (tengo una subluxación patelar crónica, lo que significa que, algunas veces, sobre todo cuando hago ejercicio mi patela -el huesito de la rodilla- se sale y se va de lado, con muuucho dolor de por medio). Me puse a gemir y gritar de dolor, lo más calladito posible claro, pero mi muchacho pensó que la estaba haciendo de oro. Se encendió como nunca y, lo más raro de todo, con dolor de rodilla y todo fue una maravilla. Después cuando le conté se sintió pésimo por no haber cachado que estaba sufriendo, pero la sorpresa mayor fue que, aun así, la pasé regio.

    Saludos bellas y sigan gozando! 😀

  • Daniela

    Tenía un ex con quién aprovechábamos mucho los cerros despoblados. Él era más similar a un animal en términos sexuales, ya que le importaba poco el dónde, eso me divertía mucho. En esas caminatas donde veíamos incontables lunas y soles aparecer y desaparecer, le sacábamos el jugo a la soledad y lo exquisito del aire puro y frío muchas veces (empezamos en otoño y terminamos en primavera). No importaba nada y teníamos sexo de todas las formas posibles, bueno posibles porque el pasto, las ramas y ciertos transeúntes desubicados nos interrumpían a veces. Siempre que tengo periodos de sequía sexual lo recuerdo. No hay nada mejor que tener sexo al aire libre donde nadie te escucha, cuando no importa el frío y cuando además de tener un excelente orgasmo, te acaricias con el aire puro, los atardeceres y enormes lunas en la noche. Con él bajé unos 7 kilos y gané mucha experiencia, no paraba. Lo he hecho también en la calle, pero la verdad es que la naturaleza y la soledad me ponen mucho más cachonda, ya que junto las dos cosas que más me gustan, la libertad y el sexo.

  • nena McFly

    Era primavera y habíamos esperado mucho tiempo para ir a ver el DeLorean DMC-12 al museo de la moda, Con mi chiquillo de ese entonces éramos algo ñoños, así que cuando publicaron la noticia que traería un muestra con artículos de volver al futuro nos volvimos locos, pero por cosas de la vida no pudimos ir apenas empezó la exhibición, Eso es algo que ahora agradezco.
    Llegamos al museo muertos de calor, entramos y el aire acondicionado nos refresco de maravilla, yo andaba con vestido y sandalias, muy primaveral, cuando entramos nos dimos cuenta que el museo era muy oscuro y además como la muestra estaba hace tanto tiempo estaba casi vacío, por lo que el andar de la mano, pasó a andar abrazados, luego agarrones más atrevidos, hasta que de repente estábamos solos en una sala oscura iluminada solo por una bola de luz onda disco, con música de Madonna a todo volumen. Fue ahí donde comenzaron los besos, abrazos agarrones y subidas de vestido. Hasta que llego un grupo de gente y paramos en seco, pero seguimos paseando, intentando controlarnos.
    Con el cambio de temperatura, la bebida que había tomado y el susto me dieron ganas de hacer pipí, así que le dije al chiquillo que me acompañara al baño y cuando entré, vi que era tan grande, tan hermoso y lujoso, que se me ocurrió la idea de la vida, ¿Cuando más iba a tener una oportunidad así? , ¿Regar mi flor en la casa de la familia Yarur Bascuñán?, era la mejor idea del día. Abrí la puerta despacito y le hice unas señas para que entrara al magnífico salón de Baño, cuando estuvimos ahí no tuve siquiera que explicar algo y ya estaba todo dicho. ¡Empezamos de inmediato! El trabajo previo ya estaba hecho, la adrenalina a full, y las hormonas hicieron todo su trabajo, Era un salón de maravilla, con grandes espejos que daban una vista perfecta desde muchos ángulos, ¡en fin! Al terminar no podíamos parar de reír por la locura que habíamos hecho, Salimos con una sonrisa de oreja a oreja, En resumen, ir a ver al DeLorean fue una de las mejores experiencias de mi vida

  • Pam

    …Atrapo mi rostro con sus manos, como si yo tuviese intensiones de escaparme de él, sus labios contra  los míos…. húmedos, decididos, él era prácticamente un desconocido, pero el beso era una promesa tan irresistible, que me deje llevar. Susurro en mi oído en Rapanui algo que parecía un conjuro, abrió más mi blusa para tener acceso a mi generoso pecho, se acercó para besarlo y supe que estaba en sus manos ahora… atardecía, en plena plaza de armas de la ciudad, estaba una feria artesanal ocasional, y él tenía un puesto de artesanía al que yo había visitado un par de veces antes, posiblemente eso fue suficiente para que él adivinara cuanto se me antojaba, claro!… Un hombre con ese tono esplendido de piel, con movimientos diferentes a los de los hombres de la ciudad, por sus danzas, por la natación, por montar a caballo… …los besos se intensificaron , su lengua abrió camino más allá de mi boca y bajo…un suave mordisco en mi cuello, se hiso muy claro que ambos queríamos continuar,  sin pensarlo más, se metió bajo el mesón del puesto, jalo de mí para llevarme con él, me encontraba sobre él, metió por los costados de mi pantalón sus manos y los bajo hasta el final, lo bese mientras trataba de bajar el suyo, cuando dejo libre su pene , estaba erecto y húmedo, me incline más, para alcanzarlo con mi boca, él me recibió con agrado, mientras mi lengua jugueteaba, “delicioso” le dije con un toque de ansiedad, sentía que ardía de ganas, me acomodo sobre él, di un gemido de placer, rápidamente trato de tapar mi boca con su mano para que no nos escucharan, la gente se podía sentir caminar cerca, trate de contenerme, las rodillas y las manos rosaban contra el suelo de forma dolorosa, y se sentía el frió en la piel, pero resultaba un contraste que intensificaba lo suave de su piel y el calor de su cuerpo…su cadera contra la mía, cada penetración parecía más profunda, el ya no impedía mis gemidos, ya no importaba nada!..Estábamos en el punto sin retorno, de pronto toma de mi cadera y empuja más fuerte…acaba dentro de mí, me llena toda, me continuo moviendo y acabo sobre él…unos segundos sin decir nada sin apenas movernos, recuperando el aliento…nos acomodamos la ropa y salimos a gatas despacio, solo ahora nos preocupamos de los ojos curiosos…

  • benja

    jajaj solo chicas en las publicaciones bueno quiero ganar para regalarselo a mi novia…
    esto sucedio el verano recien pasado estabamos en el sur en las termas y salimos de la cabaña para ir a comprar a una cabaña que quedaba por el camino del cerro, caminamos un buen trayecto y bueno ademas del calor ambiental habia un gran calor hormonal por parte de los dos, estabamos en el camino besandonos y apasionandonos cada vez mas el tema es que en pleno cerro y camino empezamos a aumentar las caricias, dandome cuenta que la intension que yo tenia mi pareja tambien la compartia asi que sin mas rollos empezamos a jugar y tocarnos primero lo hicimos caminando algo bastante incomodo pero muy muy rico, todo empezo como jugueteo sin pensar que terminariamos haciendolo hasta el final, nos mirabamos y disfrutabamos ademas de reirnos en nervios por lo que estabamos haciendo jajajja, posterior a hacerlo como nos habia ido mal con la compra porque no habia de lo que queriamos nos metimos al rio que corria por el cerro un rio bastante helado que decidimos entibiar o mas bien calentar con nuestros deseos mas carnales, y…nuevamente hicimos el amor nuevamente las risas por el nerviosismo de que alguien nos fues a ver pero al fin de todo solo nos estaba importando pasarla bien y satisfacer esos deseos sexuales que nos inundaban, cabe destacar que ese fue un fin de semana muy muy agetreado dias antes lo habiamos hecho en el lago y al dia siguiente hicimos el amor en las tinas privadas con aguas termales de donde estabamos, fue un fin de semana amorosamente sexual XD

  • christopher

    mi fantasía sexual, sin duda alguna, un día frió, nevando, y un automóvil camino a la cordillera, amándose profundamente, casi llegando al clímax, las ventanas empañadas, llegar hasta la máxima temperatura dentro del vehículo, y justo en ese instante, abrir las ventanas del vehículo, para mesclar temperatura, y sentir un escalofrío en tu cuerpo ardiente, y tratar de mantener la temperatura corporal, hasta llegar al coito, totalmente loco, pero genial…

  • yo

    BUENO Y QUIÉN GANÓ?

    HACEN GANAS…

  • Pau

    La verdad es que ya cumplí mis fantasias.La más osada,sin duda,fue en el Estacionamiento del Hospital Clinico UC hace,aproximadamente,un mes.Ibamos saliendo de visitar a un pariente y no encontramos nada mejor que hacerlo en el auto de una manera express pero maravillosa.

    Espero ganar,ya que me encanta ir probando cosas nuevas con mi pareja.

  • G.

    Después de un viaje a ver a la familia de mi novio hacia el norte, nos devolvimos a las 3 de la mañana, carretera oscura y 2 horas de viaje por delante. Empezamos a conversar de planes, deseos, fantasías, que le gusta y que no, que me prende y que no, como cuando y donde…y así, de la nada, casi como si fuera un reto me arodille en el suelo del asiento de copiloto y mientras el manejaba a 100 km/h le baje el cierre del jeans, la ropa interior y le hice una mamada que, si puedo reconocerlo yo misma, fue legendaria. Seguimos juntos, y hemos experimentado mucho más en muchos lugares pero creo que esa es la más extrema.

  • Carlita

    Lo mío no fue al aire libre, pero si fue algo que nunca había hecho, era el matrimonio de mi prima, eramos muchos, la casa grande, pero las piezas no alcanzaban, colocamos varios colchones en el living, mi prima recién casada, también se quedo ahí, juntamos todo, estaban mis primas, mis primos, mi hermana, la pareja de recién casado, y nosotros, no nos aguantamos, justo ahí al lado del esposo de mi prima, ya que quede entre mi pololo y él, comenzamos con mi pololo, aunque el novio no se dio ni cuenta, fue excitante y rico, sentía que en cualquier momento podían llegar mis tías, o mamá a preguntar algo, pero no nadie nos interrumpió, fue algo increíble, exquisito y excitante, nunca podré olvidar esa vez !!

  • Fernanda

    En el jardín botánico de Viña, en el medio de la nada, un día domingo familiar.
    Con mi ex polola, shum pa entro no más..no nos aguantamos, creo que nos habíamos fumado algo y adios pantalones, adios todo!!.-.. libertad con el ruido de los pajaritos y el aguita corriendo jajja.. sin miedo a los gritos, ni los gemidos..

    aii Dios se siente tan bien hacerlo en la naturaleza…hasta que sientes el sonido de los guardias en moto y tienes que acabar jajaja..

  • F.

    Bueno era una noche después de un carrete, conocí a un tipo guapo y fue tanta la química que no dejamos llevar por el momento, después de un par de mamadas, decidimos buscar un lugar donde hacerlo, lo primero que vimos mas cerca fue el estadio, así que con el impulso de la calentura nos pasamos la reja y nos fuimos a la cancha, fue el mejor partido de mi vida, un golazo inigualable, hasta que unas bellas luces iluminaron todo nuestro cuerpo, cuando estábamos en el mejor de los puntos, era el guardia del lugar, que vivía allí mismo, el que nos iluminaba con una linterna que parecía un foco de un auto por la intensidad que tenia, pero por lo menos habíamos acabado satisfactoriamente, nos vestimos con la cabeza baja , peor al salir del lugar no saltamos la reja ya que el guardia amablemente nos abrió la reja para salir con un poco de dignidad. Aunque lo gozado no lo quito nadie.
    Nunca mas volví a ver el estadio de la misma manera, mucho menos un partido…

  • Zam

    Ohh, si se trata de espacios publicos no hay nada mejor quevenga con panorama incluido, que rico que es hacerlo en el pasto despues de caminar en el bosque o hacerlo en el auto con vista a la playa, tambien me gusto mucho una vez que lo hice en la salita de espera para el doctor, si no siempre esta la opcion de un cariñito por debajo de la ropa, ahora que estoy sola extraño los cuchi cuchi, siempre sigo sus publicaciones asi que seria muy lindo de su parte que me regale un big juicy dildo, big big big, lo mejorrrr el sexo desprevenidoooo

  • Paula

    Una fantasia sin cumplir aun, es en uno de estos lavados de auto de las estaciones de servicio, alguna vez hace muchos años, lo vi en Ally McBeal, y desde ahi que me parece fascinante, a ver si con el premio, me atrevo !

  • monita

    una tarde caminábamos sin rumbo … tan solo contemplando nuestros rostros ruborizados por las ansias de dar riendas sueltas ala pasión que nos invadía en ese momento…. de un momento a otros nos vimos envueltos en un tipo de éxtasis y olvidándonos de todo aquello que nos rodeaba cambiamos nuestro trayecto habitual y…….jajajajajaj dejemosnos de palabritas lindas y vamos nos a la acción jejeje subimos el cerro un dia en la noshe… mas exitados que nunca… y como en ese momento no teníamos donde … saciar nuestros instintos carnales :S … subimos a lo mas alto y entremedio de la oscuridad comenzamos a darnos unos besitos calentones…. nos tocabamos como locos… nada importaba mas que el placer que sentíamos en ese momento… baje despacio desabrochando sus pantalones… para comenzar a darnos placer…. uyyyy la luz de las estrellas era lo uniko ke alumbraba :O :3 que mas entretenido pegarse una afilada a ala luz de la luna! en lo alto de un cerro! entremedio de arbustos encondidos :S no te importa ni la tierra ni las piedras jajajajaja <3 jajajjaja 😉 haci ke viva lo cerritos! son sexys

  • Dina

    Vivo en Rapa Nui hace 2 años y conocí a mi chica acá. Ella andaba acá por pega por unos meses y luego se fue en Noviembre. Para navidad le regalé un pasaje para que viniera a ver la Tapati (festiva de dos semanas que se hace en la isla todos los años en febrero). Ella llegó un día antes de comenzara el festival y salimos a tomarnos algo. Cuando íbamos caminando de vuelta a la casa, paramos en el escenario para verlo, siempre es distinto y muy bien decorado.
    Nos subimos al escenario y nos agarró todo el “mana pu´ai” de la isla y nos embalamos en pleno escenario. Estábamos tan cufas que no nos dimos cuenta cuando derrepente el corito (viejito) encargado de cuidar el escenario prendió las luces que apuntaban al escenario, pensando que alguien estaba haciendo maldades, rompiendo algo, y FLASH! Ahi estabamos con mi guacha, las dos con los pantalones abajo en pleno 69.
    Lentamente, medias en shock, nos incorporamos y vemos que no estaba solo el viejito (con cara de trauma máximo), sino que habia ene gente carreteando en los pastizales colindantes al escenario. Gente se puso de pie a aplaudir y chiflar. El viejito apagó la luz y salimos corriendo!
    Al día siguiente hicieron un llamado en la radio local a que la gente no se suba al escenario de noche y menos a hacer “cochinadas”.
    Poca gente nos reconoció, pero los que cacharon nos ven y nos dicen “Hey, amigas, el mejor show de la Tapati 2013”.

  • Maria

    Luego de beber un par de cervezas un día sábado por la tarde en un bar, con mi novio nos pusimos muy cariñosos y a unos pasos se encontraba un parque con un enorme cerro, así que decidimos ir al cerro (ya tarde, estaba oscuro)… Terrible error, estábamos en pleno amor, cuando un vigilante nos pilla con las manos en la masa, con una linterna alumbrando mis nalgas al aire! jajaja Horror!!
    Desde esa vez que lo pienso dos veces cuando estoy sobre el balón.
    Saludos

  • Alejandro

    Nos sentamos juntos en el avión. Fernanda puso una pierna sobre la otra, destacando la curvatura de sus muslos, se entrevieron las ligas y percibí el refinado sonido que produce el roce de las medias. Esta sinfonía me seducía desde niño, cuando aún no sabía qué se llamaba sensualidad. No hubo necesidad de explicaciones. Fernanda no ocultó sus quince años de matrimonio. Tampoco quiso saber mi opinión cuando comenzamos a besarnos suavemente. Había hecho una tregua necesaria con ella misma, sin remordimientos. Amaba a su marido. No lo dejaría, pero tampoco renunciaría ese momento de su vida. Se quedó quieta, con los ojos cerrados, esperando sentir lo que sucedería, como si se tratara de un cuerpo ajeno. Nos besamos como viejos amantes. Besos dulces y precisos, ella sintió como si le vendaran los ojos y se entregó al tierno placer que produce la saliva ajena. Después del orgasmo que no pudo retener, sintió que esa sensación la acompañaba más allá del cuerpo, como una melodía húmeda que adornaba desde su centro de gravedad. Fue cuando me dijo que se llamaba Fernanda.

  • Yenniffer Pinto

    Hola…fue una tarde tipo 19 hrs de primavera de paseo, en que la conversación se puso mas intensa, y yo con falda jajaja, entonces por un costado de un colegio en la vereda y apoyados en un arbol, no encontramos nada mejor que darle rienda suelta a la imaginación y guardando mi ropa interior en mi cartera ..mientras pasaban peatones por nuestro lado era necesario volver a bajar la falda y bajar también las revoluciones para no levantar sospechas, luego que ya no se veía la gente volvía mi falda (blanca) a la cintura y bueno el resto ya es parte de una muy buena experiencia con un muy buen final.

  • Lovage

    Lo hice en Lonquimay, al lado de una cascada. Mientras pequeñas gotitas me llegaban a la cara, el rujido del agua callaba nuestros sonidos.
    Bello!!

  • E.

    Hace un rato me vine a vivir a una isla al sur de Chile, conocí a un marino que me hace feliz en la cama.. muy feliz! Cuando podemos nos arrancamos de la gente para volver a hacer el amor, que, de un tiempo a esta parte siento que es cada vez mejor. No hemos tenido aun la oportunidad de meternos en algún camino para hacerlo en el auto… y sentarme sobre el y perder el control como suele suceder jajajaja, pero esta dentro de los planes para cuando él esté en tierra nuevamente… por ahora no tengo como regar mi flora… sueño con un Lelo que me consuele hasta la próxima vez que mi marino vuelva.

  • Danitza

    Ya! vine a contar mis historias solo para compartir, porque hay tanta gente concursando que ganar Lelo esta dificil…
    Yo empece a mover las aguas a los puberes 14 años…
    Y no he parado hasta ahora.
    De vacaciones con mi familia y el pololo del momento, no aguantamos y follamos en unos matorrales detras de la casa de playa, luego en una quebrada y luego como a las 5 de la mañana en una casa de muñecas que habia en un lugar con juegos infantiles… Todo muy piola porque era niña.
    Despues en Morillos tiré con unos hermanos en las dunas… Fue horrible… me entró arena por todos lados y no fue tan agradable.. pero fue mi primer trio!…
    Despues con un novio que duro mucho… una vez follamos en el antejardin de mi casa, y filo con la gente que podia mirar a travez de las rejas.
    Uno de nuestros primeros polvos fue en un cerro… nos apartamos del grupo y follamos en las faldas de un cerro.. ese fue romantico porque fue de noche en verano con la luna y la wuea!..
    En una biblioteca.. miramos un libro medio eroticon.. y nos fuimos al baño…
    En el Ritz!!!.. fuimos a comer, nos calentamos con el vino… y lo que empezamos en el baño lo terminamos en una habitacion… fue EPICO!…
    Em brasil, lo hicimos en una piscina.. esperamos que la cerraran y nos quedamos escondidos… despues nos metimos a la piscina y follamos en el agua (ya ok!, piensen lo que quieran)
    HAHAH tambien en brasil empezamos a follar en la pieza y estaban las ventanas abiertas… de repente me di cuenta que nos estaban mirando del hotel de al frente!!.. hahaha… de todas maneras le dije que no parara.
    Ibamos de vez en cuando a la Laguna de Aculeo, y él andaba en un Láser… una vez nos subimos juntos y follamos arriba del láser…
    En laguna esmeralda… nos escapamos a un casino que estaba cerrado.. y follamos en el baño.
    HAHAHAH!!v me acorde de una vez que ibamos a Chillan.. ibamos ene para alla… y en el tren en la noche nos calentamos.. e hice como que me acostaba en sus piernas… y al final le hice el mejor sexo oral!!.. mientras él metia sus dedos… fue demasiado bakan porque estaba todo oscuro pero se veia los reflejos…
    En el matrimonio de su ex… la linda nos invito a su matri… y como yo queria marcar mi territorio, follamos en el baño…
    Viviamos en un depto frente al Liguria del Manuel Montt… y ese resto era nuestra segunda casa… los viernes en la noche, los garzones nos ayudaban a cruzar Providencia (shame on us.. i know!).. y una noche follamos en el ascensor… menos mal era un ascensor antiguo y no tenia camaras.
    Una vez follamos en el estacionamiento del Balthus… él trabajaba ahi.. y lo fui a buscar y se tuvo que quedar mas tiempo y para despedirnos lo lleve al auto ahi en los estacionamientos…
    UHHHHH!!!! siempre follabamos en la calle.. adentro del auto… frente a mi casa, frente a su casa… una vez me fue a mostrar la casa de su infancia y una cosa nos llevo a follar y pasaron carabineros!!!!!!!:…..
    Bueno.. esa relacion duro ocho años… y el sexo no es todo niños!…
    Luego con otras parejas igual tuve polvos entretenidos… en un starbucks del centro… con un doctor que follaba lo hicimos en su consulta en la clinica sta maria…
    y eso..
    Creo que vine a puro contar mis historias para darme cuenta que me gusta mucho follar…. muchisimo… y que soy mas osada de lo que pensaba…
    se me deben quedar mil historias en el tintero…
    bue.. pa otra!—
    kisses

  • Fer

    Siempre viví en Stgo. y en el año 2000 me vine a vivir al campo!!! es extraordinario, vives tu sexualidad a concho. Cerca de mi casa hay un potrero que tiene una chanchera abandonada, ahí he vivido muchos encuentros, que con el clima del campo, dan ganas de andar desnuda por la vida… la emoción de ese encuentro es increíble,las estrellas iluminandote, las mariposas en la guata, tu corazon se acelera, los besos eternos…. puff

  • Pau

    Tengo varias historias, pero contaré dos, mis favoritas.

    Con mi pololo de la U estábamos de lo mejor carreteando en una fiesta de la misma U… debo mencionar que mi Facultad es prácticamente una escuela agrícola, llena de áreas verdes y animales, de hecho hay una granja! Bueno y con el copete nos entró la calentura y nos fuimos rumbo a la granja educativa, con sus mesitas de picnic. Era pleno invierno! Hacía un frío de la puta, pero la calentura puede más. Él amablemente se sacó su parka y la puso encima de una mesa, yo sólo pude sacarme una zapatilla y bajarme los pantalones… lo siento, el frío era mucho! Y ahí, rodeados de los animalitos de la granja desatamos nuestra pasión. Fue muy entrete, de fondo sonaba la música de la fiesta y lo pasamos la raja.

    La otra historia es con el mismo pololo. Viaje de la U a una playa para recibir a los mechones… esos paseitos son conocidos por el exceso de alcohol y bueno, eso trae consigo que a una le entre la maldá. Bus de vuelta a Santiago, lleno! Pero casi todos muertos de lo curaos… teníamos ganas hace rato ya y no se nos ocurrió una mejor idea que irnos al BAÑO DEL BUS! Debo reconocer que estaba muy ebria, pero aún así fue cortito, porque comprenderán que el baño no olía nada de bien jajaja. Es mi historia favorita!

    Y también he regado mi flor en el río, en el mar y en varias partes de la U… como por ejemplo en el criadero de pollo! Jajajaja.

  • Camila

    Mi gran sueño es desatar las pasiones en la playa, a la orilla del mar. Aún no puedo concretarlo, pero ojalá que mi pierna apañe.

  • Daniela

    Mi historia más exhibicionista fue con una ex con la cual después de ir a un evento gratuito en un mall en San Bernardo tomamos la micro la cual estaba repleta, llena de cabros chicos y gente con paquetes, con la suerte que alcanzamos asientos, de esos que están arriba de las ruedas por lo que son los más altos del bus. Ella llevaba un bolso, el cual puso encima de sus piernas y a mí me entró la maldad, así que empecé a tocarla por debajo… Ella puso cara de susto primero, porque había mucha gente, pero no dijo nada, así que yo seguí tocándola, con el brazo entero doblado…jajaja… estaba tan caliente que ni me preocupaba si alguien nos estaba mirando… Ella empezó a respirar entrecortado y después fue como una ebullición en su cara, roja al máximo por aguantarse el grito…jajaja… y mi cara de diablita también fue para la posteridad 😀

    Espero ganar porque mi amiguito, Pepe, está en la últimas y no me puedo quedar huérfana de un juguetito sexual 😛

  • haciendolo en un departamento de amigos yo apoyada de pie en la puerta, y sueña la llave y mi amigo saltó a subirse los pantaones y yo no me podía bajar la falda pero tampoco correr jajajaja fue deseperante, como que pasó piola, pero yo quedé con un

    haciendolo en un departamento de amigos yo apoyada de pie en la puerta, y suena la llave y mi amigo saltó a subirse los pantaones y yo no me podía bajar la falda pero tampoco correr jajajaja fue desesperante, como que pasó piola, pero yo quedé con un ojo saltón

  • Celeste

    Primero la aclaracion… mas que “Regar la flor” Me gusta “Regar con la flor”
    Ahora si.
    De espacios públicos se poco, lo único que me importa y me encanta es que cada vez que a una o su amado le vienen las ganas no hay mas que decir.. así sea en la cancha bajo los arbolitos mientras observas al picaflor gigante (literalmente), mientras conduces por la autopista, cuando fuiste a reciclar botellas, una pausa activa de las horas extra en el trabajo, ese semáforo que siempre da rojo, un almuerzo bien expres en el bandejon con postre extendido, o llegar a la casa y aguantar solo hasta que se tiro el freno de mano, la piscina, el baño en cada fiesta de los amigos… y proximamente la quebrada de la casa sin privacidad. Con eso tengo.
    Si gano prometo tenerlo en la guantera del auto, junto con los objetos mas personales en momentos de emergencia.
    La playa esta pendiente… pero en dos semanas voy… que mejor que llevar una de estas bellezas.

  • J

    De historias tengo para 3 libros…. pero la que más me acuerdo y me saca una que otra sonrisa, es cuando estaba de “novia” y siempre cuando él (ahora mi ex) me iba a visitar a la casa de mis papás.. esperábamos que todos se durmieran y no íbamos al comedor, que quedaba al fondo de la casa….. encendíamos la tele, onda para que no nos escucharan, y me sentaba en sus piernas y ufffffffff… todo el rato…. que cosa más rica.. lo divertido que lo hacíamos calladitos, y los gritos y gemidos estaban en modo off,, pero se nos salían unos que otros directo al odio. También cuando lo iba a dejar a la salida, entre el portón y el antejardín había una gruta.. jijijijij…. de “inmaculada” nada…. ahhhh… y una vez paseando por 3 poniente con x norte, entremedio de unos arbustos; en la escala del reloj de flores, en las escalas de las bajada de cerros en Valparaíso, en la playa, osea………. Donde nos pillara el “amoR”….

  • Dani

    Estoy viviendo en una localidad aislada de la patagonia hace mas menos 8 meses. En la semana 18era conocí a un guachón en una barcaza camino a Villa o´higgins, cruzando el Fiordo Mitchell. Obviamente le eché el ojo al instante; así nos conocimos! viajando, caminando senderos hermosos e imaginando estar juntos secretamente… No pasó nada porque yo pololeaba. Nuestros caminos se separaron porque yo viajaba con una amiga, un viaje que había planeado hace meses para disfrutar juntas y volvernos locas partuzeando. Y bueno, cuando ya pensaba que no lo vería más, nos encontramos mágicamente en Cochrane y por facebook nos comunicamos para juntarnos y confirmar que estabamos muertos de deseos de hacer el amor juntos. Toda la noche y el día siguiente estuvimos disfrutando del otro… Hasta que nos despedimos para cada uno tomar su camino. Yo quedé loca por él. Hablabamos por facebook, yo trabajando, él también y además planeando su viaje a las europas lejanas en un par de semanas para no volver más… Decidí visitarlo, invadirlo mejor dicho! y disfrutarlo hasta que me cansara, y él ni yo pudieramos quedar con ganas de más. Y así fué, me estaba esperando en el temrinal de Puerto Montt, me llevó a Frutillar a un hotel hermoso, Pto Varas, y Conce., su casa, su lugar, y lo hice mio en todas partes!!! en su auto, en un jacuzzi, en el bus, en su depto. Ahora no puedo ni dormir de sólo pensar cada momento… NECESITO alguno de sus flamantes productos LELO para aguantar el aislamiento y la memoria!!!! <3 Saludos chicas y que sigan las buenas historias 😉

  • Gabriel

    Sin dudas que el mejor lugar para hacerlo en publico es la Playa, en mis tiempos de joven lo hice muchas veces, la mejor anectoda de esas fue que un dia de aquellos en realidad me atacaron los zancudos en aquella zona en donde se parte la espalda.
    Para evitar la picazon tuve que recurrir al Mentolatum, lo que definitivamente refresco y alivio los molestos sintomas de la picadura de zancudos.

  • yoooo

    Hola aqui va mi historia, hace un año fui a la fiesta de la cerveza junto a mi pololo sus amigos y amigos mios, para esta travesía arrendamos un bus…. hasta ahí todo esta perfecto, pero a la vuelta comprenderán que uno lleva unas cervezas en el cuerpo… cuando nos subimos al bus … íbamos medios hot jajajaja por ende cuando el chofer apaga las luces… nosotros regamos la florcita ahi mismo, es el bus con toda la gente.., jhajaahaha fue una experiencia bastante divertida jajajajajaja lo pasamos super bien…. y eso chiquilla jajaja besitos 😀

  • Chica alternativa

    Iba a salir con un minito, ya era tarde y era lunes. Era él, su amigo, ex de su amigo y yo, la chica ex era de salir a carretear a lugares alternativos, así que como era lunes lo que más prendía en Valpo era Pagano. Fuimos a una previa y no pasaba nah con el shiquillo, a pesar de los güenos copetes y too.
    La cosa es que nos fuimos al carretito y él nunca había estado en una disco gay, estaba impactao con el baño mixto y la tontera, “cómo puede ser” decía él, yo sonrisa, “es que no entiendo”, y yo sonrisa. Ya con los copetits a una se le calientan otras cosas aparte del hocico, já. Así que después de tirar la talla con las chicas que hacían show esa noche y otros personajes, lo lleve pal baño que tanto le había escandalizao y le mostré pa’ que servía la cuestión. Justo nos metimos a uno que no estaba funcionando, o sea sí, pero la puerta no se cerraba bien, igual nomá. Todo rapidito: yo en cuatro (menos mal fui con falda) y él macho poderoso que tira y afirma la puerta a la vez.
    Ya no se pregunta tanto-tanto por qué son mixtos los baños. Besito pal cabro.

  • Cristian

    Primero que todo, leo que la mayoría de los que se pasan por estos blog son mujeres.. no se que les pasa a nuestros congéneres lo hombres.. leyendo un poquito de esto sirve para aplicarlo y quedar como reyes!
    Nuestra historia es de hace no mas de 2 semanas… y tiene 2 actos.. el 1er Acto, se dió en Los Saltos del Petrohué.. a eso de las 7 de la tarde.. no había gente, de hecho los saltos estaban cerrados, decidimos bajar por una ladera y recorrer a pie y cual excursionistas la zona.. arboles.. ríos.. pajaros cantando, avanzamos buenos metros y nos dimos cuenta de cuan solos estábamos. Resumen.. apoyados en una piedra al costado primero me apoyo y veo como ella baja hasta sacar mi miembro y enfundarlo con su boca.. al poco tiempo no aguanto .. la levanto y la coloco de espaldas a mi.. ahí .. en medio de la nada comenzamos a tener el mejor sexo que habíamos vivido..
    2do Acto. AL día siguiente llegamos a un Hotel, el cual tenia piscina temperada y pozos con aguas calientes.. afortunadamente había poca gente en esos lados… la piscina para nosotros.. ahí .. en el agua empezó nuestra historia.. a los pocos minutos llego mas gente y quedamos con las ganas de seguir.. pero esas mismas ganas hicieron que fuera mucho más.. nos fuimos a los pozones.. habían 3.. cada uno con un metro de diferencia entre ellos y con diferentes niveles.. nos colocamos en el mas bajo.. ahí en un rincón con el pozo para ambos.. a dos metros de nosotros.. había 4 personas disfrutando del pozo con agua mas caliente… le pido a ella, que esta con bikii.. que lo haga a un lado y se empiece a tocar, mientras a 2 mts de nosotros, escucho las risas de 2 cabaleros de unos 50 años aprox que disfrutan del otro pozón. La miro y no aguanto las ganas, bajo mis pantalones y la penetro ahí mismo. Como soy mas alto y tengo la vista del resto de las personas, aprovecho de vigilar, veo como sigue la gente conversando a nuestro alrededor sin percatarce de lo que pasaba con nosotros, miro abajo y veo como mi pareja disfruta de nuestro sexo.. la exitación, la adrenalina, todo hace que al poco rato empecemos a tiritar .. “me voy” la escucho baja decirme con su cara de caliente.. creo que fue que ella dijera eso y mi cuerpo sintío lo mismo.. Ahí nos tenían, a los dos tiritando teniendo un orgasmo de aquellos en ese pequeño cubículo rodeados de aguas termales y de personas … quedamos temblorosos.. casi sin aliento ni fuerzas.. Para pasar piola.. esperamos q pasara unos minutos. Y nos fuimos a meter al pozon con los caballeros de 50.. “aca el agua está más caliente que alla abajo” indicando el pozon donde estábamos .. si supieran que ese estaba mas caliente que cualquiera xD

  • Javiera

    Todo comenzó apenas me bajé del avión en la cándida y tibia Isla de Pascua….CHAN! Cómo describir el tremendo goce interno que me recorría al ver a esos pedazos de hombres que son los pascuenses. Lamentablemente había que disimular, porque mis compañeros de viaje era nada más y nada menos que mi familia. Con mis viejos y mi hermana chica de testigo había que encontrar la forma de mirar descaradamente esas calugas y espaldas morochas que pasaban frente a mi. No sé si simplemente yo andaba muy caliente, o si de verdad la Isla tiene algo que devela el erotismo de sus habitantes y turistas, en definitiva todos andan hot, y se nota! (menos mi familia que andaba realmente en la onda de los Moais). Cuando me llevaron a ver ese típico show de bailes pascuenses y polinésicos no di más, y cuando invitaron al público a subir al escenario no lo pensé dos veces, y en menos de un minuto figuraba bailando pegada a uno de esos maravillosos dioses de la testosterona, agarrando todo lo que era “moralmente” agarrable frente a la familia y miles de desconocidos. Finalizado el show tomé la mejor decisión que podría haber tomado, mandé a mi familia al hostal y me fui a meter a la disco pascuense, donde curiosamente habían ido los bailarines del espectáculo, despojados ya de sus plumas y disfrazados ahora de mortales, a seguir el dancing. Una cosa llevó a la otra, y ya no estaba en la disco, caminaba hacia la playa con un pascuense hermoso, de rasgos redondos y angulosos a la vez, alto, fuerte, mino! Sin mucho rodeo llegamos a un pasto frente a la playa, donde nuestros únicos compañeros era una jauría de perros callejeros. Me tomó sin esfuerzo en brazos y me acostó en el suelo, sexy! En una guerra campal nos sacamos la ropa a tirones, quedando con lo mínimo en caso de ser sorprendidos (creo que estábamos mucho más expuestos de lo que la ebriedad nos hacía creer). Los perros retozando al lado nuestro y un par de moais mirándonos fijamente no fueron impedimento para probar la sabrosura isleña, que de todas maneras queda APROBADA y extremadamente RECOMENDADA. Los rasmillones en la espalda y rodillas y las ramas en el pelo valieron la pena. Ahora entiendo por qué llegaban ordas de mujeres a la Isla. Esos hombres saben! Saludos Japis Janes, sin uds no sé qué sería de mi. Los Chilenos valen hongo!! (no todos obvio) pero muchos!! buu buu para ellos jajaja.

  • Carola

    Tengo varias en la playa, en la arena y en el agua, entre los árboles, en la carpa de algún amiguito buena onda. Durante algunos veranos de la época universitaria viajaba casi todo el verano a una playa en el sur, bastante poco concurrida y muy paradisíaca, donde las posibilidades de encontrarse con algún santiaguino entretenido y bueno para la conversa, o algún gringuito encandilado con las latinas, era bastante fácil.

    Es así como alguna vez, en el lago, en pleno día, mientras a unos metros las familias se bañaban felices, aplicamos un rapidito camuflado con un abrazo por la espalda y jugueteos “inocentes”. Para luego, por la noche, mientras todos carreteabamos, un par de miradas eran suficientes para ir a “buscar algo” o ir al baño o lo que fuese, y perderse del grupo por un rato, volviendo con arena por todas partes, o, si no se estaba en la playa, con pasto y un poco de tierra (haciéndola piola, claro, si el asunto no era romántico). Al tiempo le encontramos sentido al andar con un pareo en la cartera, o darle un mejor uso a la chaqueta para evitar la incomodidad posterior. Los toqueteos, con toda la efervescencia hormonal, eran pan de cada día, y más de alguno quedó con la incomodidad del pantalón mojado y pegotiado después de alguna corrida “piola”, o que intentaba ser piola ante los demás, mientras ardía la fogata, pasaban los melones con vino y se escuchaban las guitarras, los bongó, los didgeridoos, y demás que pudiesen aparecer.

    En algún otro momento también lo hice en plena calle, en una calle interior de un sector patrimonial de la capital, aprovechando las mamparas de las casonas antiguas, ahí de pie, esperando que la falda tape lo relevante y haciéndose los tontos mientras pasaba la gente (momentos en los cuales intentábamos disimular). El chico no era muy guapo, pero estaba realmente muy bien dotado, por lo cual la postura a veces era un poco difícil llevarla sin que se notase.

    Otra vez en una playa de Viña con un gringo calentón que tenía la fantasía de hacerlo con una latina en una playa con arena blanca, y bueno, se alinearon los astros ese día y comenzamos el juego a eso de las 10 de la noche en la playa a la altura de 10 norte app., en pleno verano, livianitos de ropa, al pobre tipo se le notaba la erección desde las 5 de la tarde cuando comenzó “la cita”. El tipo era una maravilla salida de un catálogo de ropa interior masculina, de cuerpo musculoso, alto, rubio, un prince charming pero caliente como piedra de curanto. Miraba a cada rato por si venía alguien y parecía que eso lo calentaba aún más, ya que me agarraba y me colocaba en todas las posturas posibles hasta que me dejó exhausta.

    Y bueno, tengo más, como alguna vez en una plaza escondida en unos matorrales, en un bus (alguna vez de día, otra de noche), en un balcón, en el forestal, en un cerro… pero las tres que ya mencioné son de mis favoritas!

  • Camila

    Una noche, en Providencia, la pasión nos llama lejos de la casa de ambos. Entonces, de calientes jóvenes y alocados no se nos ocurre nada mejor que meternos en una plaza con juegos de niños, en un tubo de plástico, a intentar hacer la cochiná. Resulta que si nos apretábamos un poquito cabíamos bien, pero el tubo tenía ventanitas para que los niños inocentes pudieran ver a sus papás en la plaza, y al otro lado de la calle había dos vecinas comadreando y sapeándonos (muy mal hecho, malas mujeres).
    Entonces no se nos ocurre nada mejor que salir de ahí, cruzar el parque, y meternos entre los arbustos de algo así como medio metro de alto. Y así no más le dimos sobre la tierra seca entre las plantitas. Recién cuando terminamos y nos empezamos a vestir, me doy cuenta que tenía el celular en el bolsillo del pantalón y que había quedado apretado debajo mío. Revisé el registro de llamadas y me di cuenta que había llamado a una amiga y a mis viejos. Lo peor es que habían contestado y las llamadas duraban cerca de un minuto. HORROR. Menos mal después mi amiga me dijo que no se había escuchado nada y que para qué la había llamado. No me queda más que esperar que para mis viejos haya sido igual.

  • d

    creo que jamás olvidare esta historia, finde semana del terror! mi pololo y yo estamos viviendo en ciudades diferentes, él se fue por trabajo al norte, yo me quede en stgo, la cosa es que hace mas de un mes viajo a stgo y nos fuimos a su ciudad natal a ver a su familia, en el sur, allá la cosa se pone complicada puesto a su papá no nos deja dormir juntos, entonces primer día nos quedamos en la sala de estar hasta altas horas de la madrugada, que está justo frente a la puerta de su pieza, la de sus papas y la hermana, con la chiva de que estábamos viendo tv. Mi pololo es muy caliente, y ahí se puso cariñoso y yo del miedo no me pude concentrar, así que lo paré y me fui a acostar, ( yo era súper cartucha cuando lo conocí…. la verdad es que con el descubrí el mundo del placer… y ahora me encantaría compartir con el este juguetito!) segundo intento, al otro día se nos ocurrió salir a carretear, me puse un vestido cortito y me arregle ene, la cosa es que hasta mi suegra que es toda una señora a la antigua se espantó, jaja, al llegar a la disco nos tomamos dos whisky de una, ya imaginaran lo loca que me puse, empece a calentarle la sopa en mala, harto roce no mas! él estaba muy caliente, me daba agarrones por todos lados, nos fuimos de la disco con ganas de todo, y entramos calladitos a la casa, los tíos son tan vivos que a las puertas no le colocan aceite y suenan horrible!! maldita puerta sonó como nunca!! nos fuimos esta vez al living de la casa, un sofá de cuero gigante tipo colonial, nos sentamos y empezamos a agarrar, la cosa se puso caliente, él estaba muy excitado yo sólo pensaba en que aparecería la tía por la mampara y nos pillaría, así que la hicimos cortita, pa’ variar yo quede con la bala pasada, y le reclame!! al otro día tercer intento misma escena previa en su casa con los tios, falda corta, disco, copete, calentura, pero esta vez yo estaba como leona enjaulada, lo manosee por todos lados, de solo sentir y tocar como él lo tenía uff me ponía mal!!! no me importó que los tios estuviesen ahí en la misma mesa, al lado de él, mi pololo solo me miraba suplicandome que paré! llegamos a la disco pero nos fuimos de una, ambos estábamos pidiendonos a gritos! ahora el plan era ir a un motel, cosa que no resultó, por lo que aplicamos plan B irnos a otra casa que tienen, que estaba desocupada, llegamos ahí y nos pusimos a tirar como locos, en un sofá en el living, nos dimos hasta que nos cansamos y quedamos raja, desperté a las 8:30 am, sin ropa literalmente congelada, mi pobre garganta, que horror!! lo hable y salimos rápido pa’ la casa, para pasar piola, teníamos miedo, pero íbamos muertos de la risa, porque al fin nos habíamos quitado las ganas como se debía, después de más de un mes que no nos veíamos, no nos importo que sus vecinas sapas nos cacharon, me tape con el gorro de mi chaqueta y entramos a la casa invictos, cada uno se fue a su pieza… al otro día en el almuerzo yo tenia las manos en sus piernas y la tía me dice mijita suba las manos! juro que fue un momento plop!! me sentí expuesta avergonzada y pillada!! y para terminar al tío se le ocurre ir a la otra casa con los demás hermanos (estaba en remodelación) mire fijamente a mi pololo…una mirada de complicidad, se ofreció a ir …solo para revisar que no hubiese quedado huellas de nuestra lujuriosa noche… Conclusión, no sabre nunca si la tía nos pilló, lo que si sé, es que de esto van casi dos meses y descubrí que estoy felizmente embarazada… y mi pololo baboso, quizá pensaran puta la weona con mala cuea! yo pienso que era mi destino, nos queremos y los planes estaban, desde luego que no tan pronto… y última cosa mis suegros nos van a matar!!! jajaja

  • inés

    hace años atrás cuando era estudiante de arte y pasas por esa edad que te crees artista y estás dispuesta a todo para innovar y pasarlo bien, cuando el cuerpo está encontrándose consigo mismo y afloran esa sed de conocimiento y sacio incontrolable de ser llenado… éramos compañeros, nos gustaba la poesía, eso sumado a que estás en la edad que amas con todo y crees que son el uno para el otro y que se estará juntos para toda la vida. Nos fuimos a cartagena a la tumba de Vicente Huidobro arrancando al silencio y a la magia de leer con el poeta ahí al lado, leíamos la última estrofa de “ella” …tenía una boca de acero, y una bandera mortal dibujada entre los labios, reía como el mar que siente carbones en su vientre…no supe de previas caricias, tampoco de juegos, sólo recuerdo que de un segundo a otro ya estaba siendo amada salvajemente sobre la tumba del poeta que quizás había escrito ese poema inspirado en las ganas salvajes que le tenía a esa ella que antes leía, eramos dos seres incontrolablemente penetrándonos e inspirando un propio poema. Todo se conjugó, la belleza del paisaje, la hora, lo solitario del lugar, la poesía, el poeta, nosotros, etc. Un par de años después por cosas de la vida fuí al mismo lugar, sin compañía, y aunque el lugar había sido restaurado pude sentir como los poros de mi piel se erectaron y recordar como si hubiese sido recién el sexo que ahí había impregnado. Los años han pasado y hoy somos amigos y ambos sabemos que tenemos una conección única que nos acompañará toda la vida, y que el día que nos topamos y nos topemos tengamos la vida que tengamos no podemos evitar el sin saber como ya estamos y estaremos salvajemente entregándonos. Al final….cada uno por su lado

  • Helena

    En el año 2004 (Noviembre) con una amiga nos fuimos de vacaciones al Lago Vichuquen. Queríamos ir a relajarnos, y ya. A todo esto el lago esta rodeado de arboles, bosques, matorrales… Conocí a un chico en LA disco que había, en ese entonces era “La Playa”, y como era la única con los días ya empezabas a ver rostros conocidos y a conocer gente. Con este chico que conocí, nos empezamos a ver todos los días, y a “salir” (amor de verano, jaja). Y una noche en la disco, me dijo que nos fuéramos. Me llevo a una parte del bosque, todo oscuro, lleno de hojas, bichos, lo mas incomodo que había y lo mas anti “romántico” posible, pero esa experiencia, fue única. A pesar de las piedra y cosas raras de bosque, se paso de lujo, jajaja…

  • Cata

    Hola Lindas! Una de las veces más mágicas que he tenido sexo, fue en un bosque a orillas del uno de los lagos más maravillosos de Chile. Él tenía 24 y yo 17 y desde el primer momento me encantó. Estábamos en un camping improvisado con toda mi familia. Con él habíamos hecho cambio de luces durante la tarde y había quedado casi pactado que algo pasaría, y obviamente yo tomé la iniciativa a la que él respondió maravillosamente. Yo dormía en una carpa con un primo. Mi papá, mamá y hermanos chicos, en otra carpa al lado. A eso de las 3am me levanté y lo fui a buscar a su carpa que estaba a unos 10 metros donde él dormía con un amigo. Él salió, improvisamos un nido de amor con un cielo magnífico repleto de estrellas y una luna alucinante y tuve uno de los mejores sexos de mi vida. Él sabía perfectamente hacerme sentir todo lo que yo necesitaba para explotar de pasión y lujuria. Empezó a amanecer y mientras nosotros seguíamos ahí mirando el sol salir, un tío que estaba unos metros más allá, se levantó y me vio. Yo hice como si nada y con mucho sigilo, volví a mi carpa extasiada de placer. Yo espero que mis viejos no se hayan dado cuenta, cosa que nunca sabré, pero los cierres de las carpas suenan ene. Mi tío nunca me dijo nada al respecto. Espero ganar! he querido un consolador hace mucho tiempo y no me alcanzan las lukas para comprarlo 🙁 Besitos a todas!

  • Pao

    Me encanta mi compañeros de vida hacemos el amor a cualquier hora y en cualquier lugar; nos encanta hacer cosas nuevas y disfrutar el uno del otro, la última locura fue en el estacionamiento del mall a plena luz del día rapidito y mirando por los vidrios para que los autos que se estacionaban a los lados no nos vieran fue adrenalínico, uf!!! se imaginan nos hubieran llevado detenidos por faltas a la moral y buenas costumbres como que el sexo fuese malo, no saben lo que se pierden.
    Llevamos juntos mas de 20 años y cada vez es especial y diferente, por eso queremos seguir descubriendo cosas y juegos, dejar fluir la imaginación.

  • Xime

    Avers .. escribo porque amo la apropiación de espacios públicos y creo que haciendo el amor por ahí recuperamos las plazas y las calles de los delincuentes.

    Una lista corta de transgresión urbana y rural:

    – Jardinera de una plaza
    – Veredas en Santiago y Valdivia (apoya en una rejita por lo general)
    – Miradores
    – Escaleras de edificios
    – baños públicos (iuu)
    – Bus (hanjob nomas)
    – plantación de alfalfa
    – cerro de iloca
    – Bosques de por ahi
    – el intercomunal
    y tal vez otras que olvide 🙂

  • Cachera de las pampas

    Ufff cuantas historias de folles extremos en mis haberes…
    No es por quebrarme ni nada, pero así es la cosa,
    a veces nos toca mucho y otras estamos en sequía (así como ahora)
    Les contaré mi follística historia con un pololo que tuve que me tenía enferma de hot¡¡¡
    El es menor que yo, por 7 años creo, un pendejo rico, buena cuerá y
    lo mejor con una muy buena herramienta…

    Una vez en una especie de paseo universitario, andábamos fuera de Chile y
    ahí yo sólo lo vi como un pendejo mas, ni un brillo que me llamara la atención.
    En una fiesta de full copetes, drogas y rock and roll, terminamos atinando rico,
    hasta el punto que nos calentamos tanto que queríamos puro darnos¡
    El atinó, me tomó de la mano y nos fuimos en busca de un lugar “piola” pa darnos como caja¡¡¡¡
    Encontramos una pieza vacía, oscura y sin pensarlo entramos rodando entre besos,
    chupadas y lamidas de pezones, frotaciones pélvicas con pierna arriba y todo…

    Envueltos en llamas de placer, mi zapato voló y él muy habilocito
    me sacó rapidito una pierna de mi pantalón y así en pleno suelo, bien bruto empezamos a darle…
    Y le dimos tan rico por la xuxa¡¡¡ (que me acuerdo y prendo ufff)
    estábamos en lo mejor, yo ya iba por la 2º, cuando una luz zigzagueante aparece por entre la puerta y alumbra
    mi culito firme (y turgente en esos tiempos mas mozos) que cabalgaba sin parar sobre él.
    El guardia no nos dice nada y lo gracioso es que no pudimos parar de una y
    seguimos unos segundos mas hasta que se chorió el hombre y nos alumbra la cara y
    ahí si que nos paramos raudamente como gatos y salimos corriendo con los pantalones a medio poner.
    Viejo de mierda¡¡¡ Nos cagó la onda, pero no la calentura del uno por el otro ya que ahí mismo
    empezó la historia del mas apasionado e intenso pololeo universitario que he tenido<3

    De vuelta ya en la U, aprovechábamos cada ocasión pa amarnos en cualquier lugar.
    Así fue que playas, dunas, bosques, humedales, rocas, cerros, piscinas, rejas, reposeras, autos ni orillas de carreteras se salvaron de nuestra calentura. Ni las salas de clases nos detuvieron¡¡¡
    Puta que era rico darle en esos lugares no usuales, me gustaba mucho hacerlo con él en el auto,
    quedábamos precisos y nuestros cuerpos calzaban justos también.

    Una de las últimas aventuras que recuerdo con él, fue en la falda de un cerro bien lejano de la ciudad,
    Manejamos varios kms. para tomarnos unos copetes lejos y mas cerca de las estrellas.
    Fue una noche de verano mas de pura pasión y lujuria, exquisita y bien bien sudada.
    Le dimos tan, pero tan rico, que quedamos raja, dormidos así tal cual en pelota los 2,
    yo muy de patas abiertas y tetas al aire y él igual cero sexy.

    Despertamos con la caña viva con unos lejanos ruidos y el caregallo en todo lo que es caracho¡
    aún medios dormidos chascones y ojerosos, sentimos que algo pasa por al lado del auto,
    asustados nos levantamos naked cual suricata, a mirar que onda pasaba y
    tal fue nuestra sorpresa que nos volvimos avestruz al ver un gran grupo de ciclistas con cabros chicos y todo
    que andaban haciendo deportes de sábados matutinos¡¡
    Tratamos de vestirnos rapidito, pero ya era tarde… Todos nos habían visto en pelotas¡¡¡ aajjajaaa
    Estábamos estacionados justo en la huella de donde ellos pasaban aajajja, que plancha mas grande¡¡¡¡
    Lo bueno creo, es que en ese tiempo no eran tan comunes las cámaras digitales y
    los celus con cámara no existían, menos mal¡¡ de la ciber vergüenza que nos salvamos¡¡¡

    Así que por eso y por todo lo gozado,
    yo siempre doy gracias a Mis Santos Cacheros de las Pampas,
    que me complacen y acompañan en todas mis aventuras cachísticas
    e incluso ahora con la suerte que "me daran" para ganarme el verdadero objeto del placer
    que disfrutaría en mis solitarias noches, mañanas y tardes de calorcito rico
    que me prende, cual flamante y atractivo LeLo…
    Estoy segura de que con Lelo,
    será el comienzo de un ciclo de nuevas y cachondas historias para recordar
    hasta el fin de mis tiempos orgásmicos.

  • Edith

    Historias al aire libre tengo varias pero una de las que mas recuerdo fue en la U. Carrete en la universidad y me encuentro con un ex andante con quien tenía mucha química sexual. Conversamos un rato y quedamos de vernos en un lugar X de la U (porque a todo esto yo estaba acompañada de otro personaje) y bueno, justo en ese tiempo estaban construyendo salas nuevas hacia la parte trasera de la Universidad y justo una tenia una escalera que daba hacia el techo jajaja…asi que no la pensamos dos veces y atinamos ahí, en el techo de una sala, empezamos a darle no mas. Estabamos en lo mejor cuando de repente sentimos que viene gente subiendo la escalera! Atinamos a taparnos un poco y hacernos los locos aunque lo que estaba pasando era mas que obvio y para colmo el primero que subió era un ex compañero de básica, la media imagen que se llevó de su ex compañerita jajaj. En todo caso apenas bajaron seguimos en lo nuestro. Despues volvimos al carrete como si nada y cada uno en lo suyo. Ahora mis amigos mas cercanos me molestan con lo de “la gata que se sube al tejado” .

  • Paula

    Mi historia fue en un bus, de esos de dos pisos, justo tuvimos la buena suerte de comprar los dos ultimos asientos al final… era un viaje santiago – talca…
    teniamos acompañantes de bus cerca pero no tanto asi que por san fernando empezó el jueguito, lo hicimos de todas formas siempre atentos a que el auxiliar no apareciera y pasajeros no fueran al baño jajajaja fue tan chistoso que hasta se nos olvido cerrar las cortinas y paso otro bus por al lado! que plancha aun así seguimos porque nos gusto esa cosa de que nos hayan visto, fue el mejor viaje calenton de la vida y cumplimos nuestra fantasia. Tuvimos sexo en un bus interprovincial jajajajaja

  • Carla

    Salimos de un local rumbo a su casa, el viaje ya era largo así que comenzamos en la micro toqueteos varios gemidos muchos, todo se veía venir, por más que tratáramos de que no nos vean era imposible, después de unos treinta minutos de viaje caminamos a la casa, entramos y había gente en la pieza de al lado muy cerca para meter ruido, no se nos ocurrió nada mejor que salir al balcón a “fumarnos algo” pero ya veníamos con ganas de más, así que nos pusimos en sintonia, intentamos tapar un poco y empezamos con sexo oral el uno al otro intercambiando, mientras se encendían algunas luces de otros departamentos para ir a trabajar, si salia alguien a algún balcón cercano no dudarían en ver el espectáculo, así seguimos me apoye en el borde del balcón mirando a los departamentos del frente y seguimos con sexo anal mi preferido, el sabe como hacerlo y fue maravilloso, sabia complacerme bien, ahora cada vez que vamos a fumar al balcón nos miramos y terminamos en la cama. Una experiencia para no olvidar.

  • Isabel

    Bueno, me declaro una fanática de los espacios prohibidos desde que empecé a regar la flor. Mi primera vez fue en un cerro, con mi primer pololo, pleno invierno y plena tarde… Lo peor? Nos asaltaron después! No nos dejaron ni plata para la micro (en aqueeeeellos años no habían tarjetas Bip!). Luego de eso los taxis, colectivos, la pieza de los papás mientras ellos están en el living, las plazas… todo fue escenario perfecto. La adolescencia, que hermosa edad para hacer caso a las hormonas que bailan por todo el cuerpo; también lo hice con una compañera de colegio en el baño (porque había que conquistar el territorio escolar antes de irse, no?). Y bueno, me declaro adolescente aún, porque me muero por ganar el lelo para probarlo con una persona prohibida que tengo en la mira, y si lo gano PROMETO contar acá de eso si me dan el espacio. Viva la vida sexual libre de culpa y juicios de terceros ♥

  • Paz

    La primera vez que regué la flor en público, fue cuando tenía 17 años, en unas vacaciones de esas con amigos en donde uno hace de todo, hasta lo que cree que es incapaz de hacer. Resulta que en el lugar que estábamos, no había luz eléctrica, señal de teléfono, autos, nada, solo la luna y el bosque jajaja y conocí a un chiquillo que acampaba cerca de nosotros, buena onda, rico, y lo más lindo es que se dio de inmediato la cosa rica, pura química sexual, casi palpable, la cosa es que un día me invitó a pasear y a fumarnos una cosita, y les juro, apenas nos alejamos de la gente, me arrinconó a un arbolito y omaigad el hombre seco! yo había derribado mis barreras mentales, había decidido ir con todo, y me para diciendo que todavía no, casi me morí, quería llorar jaja, la cosa es que seguimos caminando, fumando y haciendo paraditas en arboles, hasta que llegamos al lado del río, y bueno, fue maravilloso, he tenido otras experiencias outdoor pero esa es lejos la mejor, Alexis, por si lees esto, quiero que sepas que te recuerdo siempre <3
    El asunto es que eso fue hace mucho tiempo, por lo que un juguete no me vendría nada de mal 😀

  • miguel

    con mi pareja en estas fechas siempre abren una piscina que esta escondida asi que pocas veces va gente pero en un dia nose porq se lleno pero no entraba mucha gente al agua y me entro la calentura y comenze a toquetearla unos submarinos para ponerla mas cachonda y pasó todo lo rico que tenia que pasar jijijiji

  • Rosalía

    Tenia una novia cuando estaba en cuarto medio, era mi primera mujer en todo y ella era un poco mayor que yo y con mucha mas experiencia, era guapísima alta, pelo claro y un cuerpazo envidiable. Ella me propuso ir a unos “chorritos” de providencia, muy conocidos… fui porque tenia muchas ganas de verla y bueno nos juntamos empezamos a hablar y jugar como siempre hasta que ella se empezó a calentar y nos fuimos a ocultar hacia un lado donde habían mas arboles, que después me di cuenta que no ocultaba nada… ella comenzó a besarme fuerte, primero la boca después el cuello y por encima de la ropa los senos y yo la subí y le pregunto que no podíamos hacer eso ahí, que nos fueramos a su depto que quedaba muy cerca, ella no quizo y me volvio a besar y bueno mi fisiologia actuo y comenze a calentarme y le seguí el juego, me continuo besando y luego me subio la falda del uniforme para acceder a mi sexo y que no se viera mucho, yo mire para los lados y me di cuenta que un par de escolares y unos señores nos miraban con cara de caliente muy calientes y se lo mencione y solo ella me dijo deja que miren… no me importo y continuamos, me dio uno de los mejores orgasmos de mi vida y me dio la mayor lección de vida, que la sexualidad se vive libremente, no importa la orientación sexual ni las perversiones que uno tenga mientras no dañes a nadie, esta todo bien. le agradezco profundamente lo que me mostró ese día y la libertad que sembró en mi y que florece cada día y mas aun en primavera.

  • Cristina Pino

    Hola JapiJane!!! Acá va mi historia para participar. Es de una relevancia histórica para mi porque fue “La primera Vez”.
    Tenía 18 y desde mis 14 años miraba desde lejos a un chiquillo que veraneaba en el mismo lugar en que yo y mi familia vacacionábamos. El era tan guapo, sociable, muy popular entre el grupo, y nunca nos acercamos hasta que… Llegó 1994 y partimos de veraneo, nuevamente, el estaba allá en la misma temporada. Ese verano fue distinto, nos conectamos y tuvimos muy buena onda, algo pasó, algo muy mágico porque una noche en que todos estaban eufóricos carreteando en la playa, me tomó de la mano y nos fuimos a unas dunas preciosas que están cubiertos por árboles, y ahí, con la luna alumbrando, tuve una exquisita primera experiencia sexual, nada de dolor como me asustaron tanto otras amigas, fue genial, el me mostró lo mejor del sexo oral y del sexo en su totalidad y en plena naturaleza. Fue divertido porque ese año había terminado con un pololo al que EN UN AÑO, jamás le di la pasada pero a mi amor de verano, ni se me ocurrió decirle que no y estábamos en onda hace apenas 2 semanas 🙂 El es ahora mi mejor amigo, han pasado casi 20 años y seguimos en contacto, aunque nos distancie la geografía. Y creo que siempre voy a quererlo mucho. Tal vez deberíamos volver a esas dunas cuando volvamos a vernos 🙂 Besos y abrazos!!

  • cOn k!

    Tengo 25 años y en mi trabajo conocí a un pendejito de 19… me traía loca, todo lo suyo me daban ganitas de agarrarlo a besos, sus términos juveniles, su mentalidad (que nada se parecía a alguien de 19 años).

    De tanto insistirle la vida porfin nos dimos un beso, algo tan simple pero tan rrrrrrrrico a la vez. Estabamos en el 2° piso (en la pega) y yo ahí: coqueta, rica, risueña.. nos besamos y puta que me calentó el beso (soy amante de los besos húmedos, mucha lengua, saliva y respiraciones), sabía tanto el pendejo, sus manos debajo de mi polera, solo rozando mi piel y más caliente me tenía…………………………..

    Un día salimos a pedaliar y de regreso a mi casa, oscurito de verano, nos detuvimos una cuadra antes porque no podíamos más de calientes (y al pensar en su edad, me mojaba solita).
    Me apoyé en la pared, me bajé los pantalones hasta las rodillas y frente a él me empezé a tocar, me subí la polera y lo miraba fijo…..me encantó que sin decirnos nada él tambien se desabrochó su pantalón, apoyado en su bici, y se pajeaba muy fuerte. No aguanté más y le pedí que me lo metiera (“un poquito”) y sus expresiones calientes, su manera de tocarme las tetas o tirarme levemente el pelito… aaay pendejo rico!!!!!!

  • Nichole

    Tenía un amigo (con cachita) estabamos re pobres, nos juntamos en la mañana, nos compramos una pilsen y un porrín. Caminamos a la U.Santo Tom´s donde había un amigo trabajando, le llevábamos almuerzo, luego decidimos ir a fumar atrás porque había harto campito libre, y derrepente cachamos que estábamos solos, pero súper solos… así que… comenzamos a besarnos, de esos besos ricos y jugosos, metió su mano en mi vagina y… terminamos follando en cuatro, mmm… una delicia, regresamos llenos de pastos y hojas hasta el culo!
    Mi amigo ya no está en este mundo, pero cada masturbación va en su nombre, recordando aquel día de locura…. arrrg

  • Mabel

    Con mi marido nos enamoramos, porque ambos teniamos gusto por tener sexo en lugares publicos. Nuestra primera vez lo hicimos el baño de un bar. Ese día era nuestra tercera cita y estabamos con un monton de amigos compartiendo. El comienza a tocar mi rodilla por debajo de la mesa,(yo estaba con vestido) y empezo a subir de a poco, tanto que me comenzo a calentar, así que voy al baño y me saque los calzones y volvi a la mesa, estabamos tan entrenidos en nuestro juego, que cuando el se levantó para ir al baño, yo lo segui y entramos al baño de mujeres, y ahi tuvimos nuestra exquisita primera vez en la posicion “a lo pollito pastando” 😛

  • Mabel

    Sería muy entretenido tener un lelo para llevarlo siempre en la cartera y ocuparlo donde nos baje la calentura 😛

  • Dania

    Bueno, mi historia de regar florcita coincide también con la primera vez que me desfloraron, y fue con la niña más hermosa, rica, coqueta y preciosa del colegio, en primero medio a los 15 (hermosa edad).
    Ocurre que coquetéabamos como siempre en el patio, coqueteo de ojitos lindos, tomarse la mano, abrazarse, pero jamás besarse en público porque el colegio era asi “de los wenos”, que no diré cómo se llama pero está en Francisco Bilbao. lodijeyqué. De pronto, estábamos muy muy hornys hace tiempo y puro queríamos comernos con cuática (al menos yo sí). Nos metimos a los baños y empezamos a agarrar, así lindo, de película a los trece y wea…y de pronto su mano dentro de mi falda sexy de colegiala, mano dentro de la tanga, mano en mi entrepierna mojada mojada, tocan el timbre y DEDOS ADENTRO, fue con fuerza y sin delicadeza, pero rrrrriiico.
    Mientras esto ocurría y yo ahogaba mis gemidos lo más que podía, todas las pendejas andaban fumando en los baños de al lado de nosotras como con ansiedad de adictas. De pronto, entró la DIRECTORA al baño a sacar a las fumadorasprohibidas, la chiquilla seguía y seguía y yo quería puro gritar y correrme. La Directora fue abriendo las puertas de los baños pa’ que salieran, nosotras subimos nuestros piececitos de lelas, azulosos de calentura, temblorosos de miedo, y mágicamente gracias a las diocesitas de las lelas (obvio que las SailorMoon), nuestra puerta no la abrió, ella se fué, salió mi niña hermosa se lavó elegantemente los dedos de una sola mano y luego me fui yo. De vuelta a clases y Gracias.

  • Daniela

    QUIEN GANÓ????

  • NO NOS METAN EL DEDO EN LA BOCA

    MAS MULA QUE LA CRESTA ESTE CONCURSO NUNCA ANUNCIARON NADA!!!!!!

  • Allison Salazar

    la verdad es que con mi pololo llevamos 9 años juntos, asi que tenemos muchas historias ya sea al aire libre o en lugares publicos, la playa de las cruces en un bosque que habia donde estaba el sector de las cabañas… en el maruti de mi suegro y consideren que el mide 1.90 y yo 1.65 salimos entero doblados jajajaj mmmm en la casa mientras todos los hermanos veian tv en la pieza de él; en la pieza de la hermana con ella durmiendo en la cama de al lado; en una pieza con mi primo y su mina en la cama de al lado haciendo lo mismo jajaj o en los medidores de atras del depto donde vivian en ese tiempo, pero lejos la que mas me gusto fue en bus hacia chiloe, eran nuestra primeras vacaciones juntos llevabamos saliendo 2 meses y bueno no pudimos aguantarnos nos tapamos con las frazadas del bus y yo me puse de lado en el asiento mirando hacia la ventana mientras que el se encontraba detras mio en el asiento del pasillo, recuerdo que eran como las 4am y ya no dabamos mas las manos se hacian poco, asi ke me baje los pantalones y me penetro ahi mismo, casi grito de la felicidad que senti al tenerlo dentro de mi, fue uffff 🙂 me abre corrido como 2 veces en el ratito que estuvimos jugando, despues doblamos las frazadas y las dejamos arriba en las literas, no quiero saber quien las abra usado despues XD

    saludos y gracias por darnos la oportunidad de poder contar nuestras anecdotas 😉

  • Romi

    Hace como dos años atras con un pololo italiano que tuve nos fuimos de carrete , nos calentamos bailando y nos fuimos a las lineas del tren a tirar a una casa abandonada ajajaj que cosa mas increible! Hubiese sido mejor si hubiesemos tenido un LELO para juguetear mas, pero la adrenalina de ver a la gente pasar a unos metros de nosotros es lo mejor subir la calentura que ya teniamos! Quiero ganarmeloo para ahora probarlo con mi pololo ajajaja

  • guille

    Mi historia fue hace cuando era joven y alocado, año nuevo en valpo bailando en una plaza con una batucada de fondo, aparece una morenaza con un cuerpo de diosa, la saco a bailar lo tipico le pregunto el nombre y puras leseras cuando en medio del baile empiezan a tirar lagrimojenas, los pacos dejando la pata, la tomo de la mano y salimos corriendo, subimos por una escalera y paramos y empezamos a atinar entre la adrenalina el copete nos bajo la calentura la apoyo contra la muralla le corro el peto y empezo asucionar sus grandes pesones agarrando teta como loco , cuando pasan unos locos por la escalera me dan una palmadita en la espalda wena compadre, nos fuimos a otra escalera donde no pasaba nadie ella se apoya con un escalon se pone en cuatro y me pide que la haga de ollito, a mi que me dijeron estoy en lo mejor acabando ,cuando sale una vieja por una ventana gritando degenerados, terminamos en un sitio eriazo, nos quedamon dormidos cucharita, despertamos con el sol el la cara, despues me invito a almorzar con sus viejos, la fui a dejar y me corretie con el almuerzo, ya estaba mas q safisfecho.

  • Florencia

    Estábamos en un parque con un amigo bajo un árbol, estaba oscuro, no se veía nada aparte del tenue reflejo de la luz de la calle. Nos sacamos unos cogollos, nos mirábamos a los ojos y reíamos, había tensión que yo insistía en negar, insistía en ignorar su mano pasando por debajo de mi falda larga, tocando mis piernas, detrás de mis rodillas, subiendo lentamente. Me estaba haciendo la sueca con el mayor esfuerzo, pero no sé si estaba muy caliente o muy high, inevitablemente jadeaba, cuando él subió por mi falda mi entrepierna húmeda me delató, cagué. Acercó su cara a la mía y era preocupante, pues me negaba a caer en sus juegos otra vez, mientras en mi mente yo gritaba “NO!” mi cuerpo gemía “Sí, sí…” y ahí me di cuenta de que no me podía seguir haciendo la pelotuda, mi cuerpo temblaba, mi respiración se agitaba, él bajaba besando desde mi rostro hasta mi clavícula y yo ya me estaba volviendo loca. Hasta que por fin recordé que estábamos en un parque y no había ninguna posibilidad de ir a otro lugar más cómodo a tirar, “por la chucha” me dije. Él me indicó el árbol con la mirada, tenía ramas gruesas y no se quebrarían con dos personas moviéndose. Nos subimos, nos sentamos en una rama, comenzamos a besarnos, a tocarnos todo el cuerpo, toqué su tremenda erección, ya no daba más, lo quería dentro mío. Me paré en una rama, apoyando mi pecho en otra más alta que estaba cruzada, me levantó la falda e introdujo su miembro en mi zona húmeda, me dolía, me encantaba, intentaba sin éxito contener los gemidos. Él tocaba mis pechos, los apretaba con fuerza, tiraba del piercing que lucía mi pezón derecho, gemía en mi oído, gemía “Te amo”, a lo que yo respondía con un entrecortado “Yo tampoco”.

  • Pola

    Estaba estrenando pololo nuevo, y mi madre vino a visitarme. Él no vivía en el pueblo en el que trabajo, así que se quedó en la casa de su abuela; salimos a pasear en bici y nos alejamos hacia el campo, era de noche, pleno enero y subimos a un camino forestal, cuando, como dicen por acà “nos entró el demonio” y ahí a la orilla de camino me tiré al pasto y me dejé querer… El problema es que quedé con toda la retaguardia llena de terrones, pero lo comido y lo bailado no me Lo quita nadie…

  • marisol

    de solo recordar…me da risa….era un dia en pleno invierno mucho frio y un garuga que anunciaba una tormenta por lo menos…salimos de clases en la universidad y con unos cuantos compañeros nos fuimos a tomar algo pal frio entremedio de un bosque cerca de la univesidad…en eso me dieron ganas de ir al baño y mi compañero el cual siempre me habia gustado se ofrecio para acompañarme…ahy me di cuenta que venia..nos apartamos un poco y comenzamos para no parar…fue un buen sexo bajo los arboles la llovisna el frio y el viento…pero cuando ya nos disponiamos a volver al grupo tuvimos que correr por que aparecio la policia….jajajaja…tuvimos que tomar la primera locomocion que aparecio y nos fuimos a la playa…ya estas alturas con las ropas toda mojada…caminamos bajo la lluvia comimos algo y ya era de noche…pero no podiamos dejar de besarnos…llegamos a una plaza y a El no se le ocurrio mejor idea que subirnos a un arbol…jajajaa….lo mejor sexo bajo la lluvia y arriba de un arbol…GRANDIOSO…¡¡¡ una de mis mejores noches…aaahhhh y lo peor estaba por venir…me fui a casa y me quede dormida en el bus…desperte en el terminal sola y sin plata para devolverme a casa…jajajaja….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *