Concursos / por Japi Jane

Japi Historias: Menciones Honrosas

japi-historias-1

Felicitamos a las ganadoras de una Gift Card de $10.000 en Japi Jane

1. Mary
Yo soy de una región de la zona extrema de Chile, por lo tanto para acceder a sus productos, la única opción es la compra por Internet. Así fue que para el cumple de mi esposo compré varios productos que fueron de mucha, si de mucha utilidad.
Pero eso no es todo, para el día de san Valentín compré un Groupon con otros productos muy interesantes, pero el problema fue que no leí la letra chica y el Groupon no consideraba el despacho a regiones, entonces tuve que idear la forma de ir a buscarlos. Viajar a buscarlos me aumentaba mucho el precio, aunque sí valía la pena. Entonces mi hijo viajó a Santiago, él había cumplido recientemente sus 18 años, entonces consideré que él podía cumplir con la misión de ir en busca de mis juguetes para el día de san Valentín, fue tanto su sorpresa cuando llegó al local y todos lo vieron con asombro y expectación a lo qué venía, solo recordar su relato me da una alegría de compartirlo con ustedes, al principio él pensó “a donde me mandó mi mamá”, después para que &@€?#% va usar esto, “como mi papá se presta para esto” y después se entretuvo viendo todo. Esto de ser mi cómplice gracias a Japi Jane nos ha permitió hablar con mayor confianza y él descubrir lo entretenido que puede ser una relación sexual.

2. Isa
Era la encargada de comprar el regalo para la novia para la despedida de soltera de una amiga mía. Yo soy de región y la historia es de cómo las conocí a ustedes.
Supe de mi encargo el día que llegué a Santiago (que era el mismo día de la celebración) y como iba a estar “desocupada” tendría LA tarea. La idea era un babydoll bonito y lo único que se me ocurrió fue ir al Parque Arauco a VS a buscar uno; “Si en el aeropuerto venden tangas, en la tienda deberían vender más cosas” fue lo que pensé. Claramente no fue así…
Me paseé por las tiendas de ropa interior y no había nada. Una de las vendedoras me recomendó una tienda que estaba al lado del costanera, que era más acorde a mis requerimientos… eran ustedes. Llegué y me atendió un joven super amoroso, y extrañamente era la única cliente en ese momento, así que se dedicó hacerme una guía de todo lo que había, y bueno uno curiosa pregunté lo que se me ocurría, y dejé en segundo plano la idea del regalo. Estaba tan concentrada que no me di cuenta que se iba aglomerando bastante gente atrás mío, pero todos callados escuchando las explicaciones… fue bastante educativo. Al final me llevé un lindo conjunto para mi amiga junto con unos aceites y para mi algo pequeño para empezar.
Les pedí una bolsa de regalo y lo único que utilizaban era la bolsa de la tienda, en un nuevo formato, con una cinta de regalo. La encontré muy mona y como me quedaba tiempo me fui a dar una vuelta al costanera.Vi muchas caras sonrientes que veían mi bolsa y después a mi. No le tomé mucha importancia en el momento…
En la noche, cuando llegue con el regalo todas las invitadas pegaron el medio grito de emoción:
“Qué bkn!”
“He escuchado mucho de ese lugar y nunca me he atrevido”
“La gorda estará feliz”
“La tienda ha salvado mi matrimonio de la rutina”
. Entre otros comentarios similares.
Vaya, y ni siquiera saben lo que compré” les dije.
Les comenté que soy un poco despistada? TODAS las invitadas quedaron anonadadas cuando les expliqué que nunca había escuchado de JJ (claro, excepto mis amigas, ellas saben como soy yo) y claramente nunca me imaginé tampoco lo conocida que es la tienda.Y TODAS muertas de la risa cuando les dije que me paseé con la bolsa por Santiago (y claramente anduve por varias partes antes de poner en resguardo el regalo) uno que es de afuera aprovecha la instancia para vitrinear y renovarse.Bueno, ahí entendí por qué la gente se me quedaba mirando.. Por supuesto la novia cuando vio el paquete su reacción fue muy similar… y fascinada con el regalo empezó el intercambio de historias con respecto a la tienda, lo que se han comprado, lo que más les ha gustado y las recomendaciones de los productos entre ella y las invitadas. De ese día a hoy, he comprado un par de cosas más tanto en la tienda como por internet… y yo muy Japi con todo 😉.

3. Japi Javi
Yo era una de las tantas chicas que nunca había entrado a una tienda al estilo Japi Jane, la verdad con mi poca experiencia en el tema nunca me había cuestionado las maravillas que ahí se ocultaban jaja. Pero a diferencia de mi, mi pololo es su fan numero uno. Siempre me llevaba algún regalito de su tienda para ir familiarizándome con este mundo nuevo que me era desconocido.
Por su trabajo, él a menudo se va de viaje, los cuales a veces son más frecuentes de lo esperado, es por eso que decidió regalarme un compañero para los días que estuviera sola… nada menos que un jack rabbit rosado! No se imaginan lo nerviosa y emocionada que estaba con la situación, era mi primer vibrador! y se veía demasiado elaborado como para una novata como yo! Primero no saben lo complicado que fue esconderlo para que no lo viera mi mamá, el mejor lugar que se ocurrió fue dentro de unas botas largas que tengo, luego donde botar el envoltorio… justo cuando pensaba en donde ocultarlo escucho los pasos de mi mamá, entre mi nerviosismo y ver que el maldito plástico no se doblaba para guardarlo en cualquier parte decidí realizar una maniobra arriesgada y lo tiré por la ventana en dirección al patio de la fábrica que esta detrás de mi casa jajajaj para probarlo pensé en esperar a quedarme sola, pero las ganas no me dejaron esperar, así que en un momento con mas calma decidí probarlo con un lubricante también de la tienda y me fascinó, el orgasmo fue prácticamente instantáneo, a los minutos estaba vuelta loca. Desde ese día ya no miro a los conejitos de la misma forma y desde ese día también soy una Japi Javi.

4. Monse
Aún recuerdo el día que supe de él, había conocido a un tipo por Tinder y habíamos tenido más que buena onda, pero nos encontrábamos en ciudades distintas, la verdad era bastante difícil poder vernos en un buen tiempo, entonces un día mientras jugábamos y las cosas estaban bastante calientes, decidimos ver juguetes obviamente en Japi Jane entonces él me envía el link del We Vibe y yo simplemente me enamoré, pensaba en la infinidad de posibilidades que un juguete así me daría y de solo pensarlo me hacía sentir aún más traviesa, finalmente ese día nuestro juego se puso muy muy caliente imaginando nuestras posibilidades, hasta que a los días siguientes mi conserje me despierta informándome que tenía un paquete, hago subir al mensajero y aún media dormida abro el famoso paquete, para mi real sorpresa era un lindo WeVibe que ya había sido cargado al 100% junto a un lubricante efecto calor, listos para ser usados, junto a una nota que decía “juguemos…” sin dudas ha sido una experiencia maravillosa💗 Lo llevo siempre conmigo, en el auto, en reuniones, al trabajo, gracias a su motor silencioso puedo sentirme traviesa siempre 😜 Incluso mientras salgo a bailar, Japi Jane me has dado un sin fin de posibilidades y aventuras que pretendo seguir disfrutando siempre.

Deja un comentario


Warning: include(inc/select-aside.php): failed to open stream: No such file or directory in /home4/japijane/public_html/blog/wp/wp-content/themes/japiblog_theme/single.php on line 39

Warning: include(inc/select-aside.php): failed to open stream: No such file or directory in /home4/japijane/public_html/blog/wp/wp-content/themes/japiblog_theme/single.php on line 39

Warning: include(): Failed opening 'inc/select-aside.php' for inclusion (include_path='.:/opt/php54/lib/php') in /home4/japijane/public_html/blog/wp/wp-content/themes/japiblog_theme/single.php on line 39