La Cuarta, mayo 2009

La Cuarta PatoMÁS VALE PAJARO EN… El pato importado especialmente para el Día de la Madre le lleva una peluda estola morada, le vibra el pico y la cabeza y usa sólo una pila triple A. Puede lorear más en www.japijane.cl.

Son profesionales, sofisticadas y buenas amigas de sus progenitoras, asegura la gringuita Japi Jane.

La gringuita Jane Morgan llegó a Chile hace siete años
para hacer un posgrado en la Universidad Católica. En el
país comenzó a participar en el grupo de Furiosos
Ciclistas y ahí encontró el amor. Se casó con un
compatriota y no se fue nunca más.
Su sex shop Japi Jane nació sin que ella se diera cuenta.
Comenzó a importar desde EE.UU. juguetes sexuales
para sus amigas y la cosa tomó vuelo hasta que se lanzó.
Ahora que se viene el Día de la Madre Jane ofrece
productos especiales para ellas, como un glamoroso pato
vibrador lavable que usa una pila triple A. Por $14.990
podrá regalar un plumífero especial para la tina que
mueve su pico y la cola.
Quienes más se han interesado en complacer a las
mamitas en su día son los hombres, pero los pillines no
les hacen regalos a sus progenitoras, sino que a sus parejas que también son mamás.
Entre quienes compran juguetes eróticos efectivamente para sus madres, las mujeres están a la cabeza.
“Son profesionales independientes, atrevidas, sin ataduras, que mantienen una relación de amistad con sus
mamás. Generalmente son solteras. Algo así como en Sex and the city”, explicó.
A pesar del poco tiempo que Jane Morgan conoce a los chilenos, se atreve a decir que hemos cambiado
caleta, que ahora somos mucho menos cartuchos, a pesar que ” sabemos poco de sexo”.
Cree que hace un par de años las veteranas se habrían espantado con un juguete sexual, pero ahora… ¡a
gozas, a gozar!