Los beneficios del orgasmo sin sexo


Todo el mundo sabe que tener un orgasmo nos hace más felices y empáticos. Eso es porque el contacto físico de calidad como los abrazos, los besos, las relaciones sexuales placenteras, descargan en nuestro cerebro una dosis importante de ENDORFINAS.

La buena noticia es que nuestro cerebro tiene la capacidad de sentir el mismo nivel de placer sin sexo.

Tocar, oler, oír, ver y gustar son los cinco caminos hacia la maravillosa experiencia del PLACER SENSORIAL. Existen una infinidad de placeres que involucran nuestros sentidos y que generan una reacción bioquímicamente comparable con el orgasmo sin necesidad de actividad sexual.

Toda persona que haya visto y disfrutado de la película francesa Amelie recordará el elenco de pequeños placeres sensoriales que complacen a sus protagonistas, como hundir la mano en un saco de legumbres y comerse el pollo asado con la mano.

Cada uno de nosotros cuenta con un repertorio de cosillas simples que desencadenan una vibración placentera difícil de explicar. Tanto así que desde el 2009 existe un movimiento global de videos donde principalmente mujeres de voces dulces y susurrantes guían la experiencia de lo que se ha definido como Orgasmo mental o ASMR.

La ASMR es una sensación producida por poner atención a un gesto simple con nuestros 5 sentidos y que a menudo desencadena placer desde el cuello hacia la espalda, el abdomen, hombros e incluso las rodillas.

La magia esta en concentrar los sentidos en ese gesto simple y no permitir que se esfumen en el frenesí de lo cotidiano enriqueciendo con los sentidos nuestro repertorio de placer personal.

¿Cuáles son sus placeres sensoriales no sexuales?