On the road, sexo en el camino

Sexo de carretera, sexo entre fierros, sexo al volante. La abuela de una amiga le decía “cuando manejas, no te manejan”, incitándola a aprender a conducir. Otra cosa buena de manejar es que tienes a tu disposición un espacio íntimo y transportable para hacer el amor.

¿Qué necesitamos para tener buen sexo en el auto? Evidentemente, un auto y un acompañante que disfrute de este tipo de experiencias en espacio reducido.

Paso dos, asegurar la limpieza interior del vehículo. Restos de comida y malos olores en general son muy matapasiones.

Pasemos a la prevención de riesgos. Ya habrás escuchado desafortunadas historias de amantes asaltados. Por lo tanto, estacionarse en un lugar seguro es muy importante.

Hacerlo en el auto tiene un lado exhibicionista, que a muchos exita. Siempre está la posibilidad de que alguien pase cerca y sea parte del espectáculo. Si el pudor vive contigo o con tu pareja y este tipo de amenazas les corta la inspiración, asegúrense de estacionar en una zona lo suficientemente aislada, pero segura y legal… Tener a un carabinero tocándoles la ventana puede ser de las experiencias más frustrantes.

Cuida la energía!! Si quieren tener música de fondo no olviden que esto podría agotar la batería e impedirles volver a casa.

Por último, hay temas prácticos y posturales a considerar. Hay que decidir si se tendrá sexo en la parte delantera o trasera del auto. Adelante puede ser mucho más espontáneo y sexy, siempre que los asientos sean reclinables y que puedan sortear sin problemas la temida palanca de cambios. Atrás tienen más espacio y si alguien los interrumpe, no quedarán tan expuestos.

Asumir una posición facilita las cosas. El hombre sentado y la mujer a horcajadas sobre él es la postura recomendada. Además, ponerse vestido o falda ayuda, y abrir un poquito la ventana evitará que los clásicos vidrios empañados.

Preservativos en la guantera son el imprescindible toque final. Luego, a vestirse y volver a casa manejando cuidadosamente, pues después del sexo, nuestros reflejos pueden verse un poco alterados.

8 comments

  • Diana

    Yo les recomiendo en el estacionamiento de tu casa, es un lugar seguro…

  • Allison Salazar

    Bueno, pero antes de tener auto se recurria a acomadarse en el bus XD
    los viajes a Pto Montt son de alrededor de 12hrs en donde se pueden hacer muchas cosas ademas de dormir 😀

  • viviana

    debo reconocer que a sido una de mis mejores experiencias apesar que el auto era un poco chiquito y de primera como que dudaba que fuera algo que me excitara pero al dejarme llevar por mis pasiones lo pase EXCELENTE!!! esa mezcla de que te pillen ayuda mucho para que sea muy excitante y la verdad te das cuenta de lo elastica que puedes ser.. te sorprendes!!! bueno despues un poco de dolor de espalda y cuello pero lo gozado no me lo quita nadie y cada vez que lo recuerdo me dan ganas de volver a vivirlo pero tambien tiene que ser una cosa de dos si tu pareja es igual de osado y jugueton va hacer un momento ESPECTACULAR..

  • NuBe

    recuerdo que nos estacionábamos en un camino muy poco transitado y por lo general era después de un karrete así que en la madrugada nos asegurábamos de que nadie pasara, y lo bello era que después del acto (en los asientos trasero que permite tener mayores posturas) nos quedábamos viendo el atardecer, y si quedaban energías nos dábamos una revancha antes de partir a casa.

  • El Voyerista

    Una “x” noche nos juntamos con una amiguita, una persona muy especial, una bella y gran mujer, salimos esa noche queriamos ir a carretiar asi que fuimos a un pub conocido dentro de un mall capitalino, llegamos al estacionamiento, y entre besitos y abrazos antes de bajarnos del auto, mmmm se encendio la llama, luego comenzaron las caricias y pasamos al asiento trasero del auto, los vidrios comenzaron a empañarse, ya entre “corridas de mano” y masturbaciones mutuas, el ambiente estaba mas que caliente, ella se subio y comenzamos a hacerlo…un momento de exitacion maxima, nos moviamos en el auto, acariciandonos, tocandonos, haciendolo…..

    lo mas entrete de todo es que la gente pasaba por fuera, ya que a esa hora habia bastante movimiento…..uuufff sin lugar a dudas un gran momento memorable de exitacion maxima y ese sentir de que te observen….guauuuuuuu….totalmente recomendable!!!!

  • paula

    tengan muuucho cuidadooo, ya que aunque uno crea que es un lugar seguro, muchas veces no lo es, siempre teniamos un lugar donde ibamos a esos encuentros, hasta que un dia los srs carabineros golpearon nuestra ventana, creanme que fue traumatico jaja.. pero de que es entrete, lo es!! .. Saludos.

  • Real Fenix

    Manga de cochinos….que envidia…..esto de no tener auto…jaja pero ya llegará y me vengaré…espero que se aun auto grande…onda furgón.

  • Jc

    Con un ex era la patá. Donde nos encontrara la calentura lo hacíamos no más. Como manejaba un colectivo, muchas veces lo hicimos allí, la primera vez fue en el Cerro La Virgen en Talca, fuimos con el pretexto de que yo no conocía el lugar de noche y allí me la tiró sin más “estoy caliente” – “y en qué topamos entonces?”. Esa cosa de las hormonas en la juventud es otra weá, lo hicimos atrás, no lo recomiendo porque el cuello te queda para la escoba pero, la segunda vez que lo hicimos, fue en una visita donde su mamá y después me fue a dejar a mi casa, antes de eso, pasamos a un lugar vacío ni recuerdo donde era, conversamos como 3 palabras y a la acción; sexo oral y después, él se subió arriba mío, inclinamos el asiento y listeirlor. Cosas que pasan y debiesen pasar más seguido como tratamiento médico.
    Saludos y excelentes columnas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *