Fiebre es un web show erótico de ficción, quienes acuñaron el término Ero-Ficción (Ero Fi) tal como existe el Sci-Fi. Un género innovador, divertido, integrador, imaginativo que apela a la memoria histórica y emotiva de nuestros suscriptores.

El concepto con el que quieren definir su trabajo es Unsinical, libre de prejuicios y con un norte noble y altruista: contribuir a la felicidad de cada [email protected] de sus suscriptores.

Fiebre! Es un llamado, una alerta que toca con la suavidad de una pluma, pero impacta como desfibrilación cardiaca.

El trabajo se nota tiene mucho detalle y su equipo cuenta con experiencia en investigación, planificación, diseño, producción, implementación y evaluación de proyectos. Pueden ver algunos video abajo y suscribirse a su canal en Youtube.

Para celebrar o regalar algo diferente e invaluable este Día de la Madre, vuelve en mayo el taller Me Visto, Me Maquillo, Me Desvisto, donde todas las asistentes tendrán la oportunidad de aprender a sacar el mejor partido de sus características únicas e irrepetibles, apropiarte de tu sello personal y llevarlo a todas partes.

Sábado 9 de mayo
Valor: $50.000
Horario 10:00 a 15:00 hrs
Inscripción a [email protected]

Este taller cuenta de tres partes fundamentales, que se divide en clóset, rostro e imaginario erótico.

Fran Torres, quien ha vestido a figuras de la televisión y la música, instala en la sala de clases un completo guardarropas para explicar con lujos de detalles, que va y que no va para cada persona según su cuerpo y tipo de personalidad. Además, como avezada coolhunter que deja los pies en la calle a la caza de los mejores datos, entrega a las alumnas coordenadas específicas para saber donde comprar.

Divertida y relajada, así se vio a Jane Morgan el jueves durante el programa Vértigo, donde sorprendió a todos con su osada respuesta.

Gracias a su naturalidad y empatía logró rápidamente el cariño del público, logrando de manera inesperada llegar a la final del programa, donde fue superada por el comediante Pato Torres.

Acá les dejamos algunas imágenes de ese día!

Muchas veces me han preguntado en relación a algunas prácticas sexuales ¿Está bien hacer esto o está mal? Qué hacer y qué no en la actividad sexual es una decisión personal. Mientras exista respeto por uno mismo y por con quien (o quienes) se está, entre adultos cada cual es libre de hacer lo que desee. Sin embargo muchas veces esas preguntas apuntan por un lado a ciertos límites impuestos por una educación sexual represiva y por otro a la presión de la pareja por realizar cosas que no necesariamente uno desea.

En relación a los límites de nuestra educación creo que es fundamental el ser coherente con los propios valores, sin embargo estos pueden cambiar en relación a algunas normas morales que nos inculcaron. Por ejemplo, hay personas a las que les dijeron que debían llegar vírgenes al matrimonio y luego se dan cuenta de que eso no les acomoda. Ante eso es bueno preguntarse ¿Lo que me dijeron mis padres/escuela/religión sobre lo que debía ser la sexualidad me sigue pareciendo correcto? Y luego actuar desde los valores personalmente se sientan adecuados, que pueden incluir o no lo que nos han enseñado.

Otra pregunta que puede surgir es: ¿estando en una pareja que hacer si uno de los dos quiere realizar una práctica sexual y el otro no? En este punto es importante considerar que el estar en pareja no otorga el derecho sobre el cuerpo y la sexualidad del otro. Es decir no porque exista una relación la otra persona está obligada a realizar algo que no desee. Es cierto que en pareja a veces se puede hacer algo sin que sea lo que a uno más lo excita por hacer sentir placer al otro. Sin embargo esto debe ser siempre libre y consentido, no bajo presión. Pero si ya se convierte en algo que produce desagrado o uno se siente presionado/a es momento de decir que no y no obligarse a realizar cosas que no se quieran hacer.