Aunque  queremos tanto a nuestras amigas y nos alegramos sinceramente con sus logros y éxitos,  también podemos sentir envidia de ellas.  Yo no puedo evitar el sentirme culpable cuando me pasa eso, pero  he aprendido que la envidia no siempre tiene que ser algo negativo ya que incluso nos puede servir.  Así es cuando se trata de la envidia sexual.  Cuando nosotras las mujeres hablamos de sexo en un grupo de amigas, a menudo resulta que hay una que al parecer está gozando más que todas.  Comenta que con su marido tienen sexo casi todo los días y que disfrutan de probar nuevas prácticas y posiciones.  Todas la escuchamos con la boca abierta con una expresión entre sorpresa, orgullo y celos.  No podemos evitar el pensar inmediatamente en nuestra propia vida amorosa y hacer comparaciones.

Secretos de mujeres que usan vibrador. ¿Se pasa muy, muy bien? Habla una casada satisfecha y una soltera feliz.

La casada

“Tengo dos vibradores, ambos regalos de mi marido. Uno me lo dio hace seis años y el otro, ahora último. Uno es rosado y blando. El otro es morado y parece una herradura. No me gusta que tengan forma humana, me da nervios. En estos seis años sé que la ventaja del vibrador es que nunca se va antes que tú, aunque las pilas fallan a veces. Lo uso sola y con mi marido. ¿Qué es mejor? Mmm, es distinto.

Por Rodrigo Jarpa, Sexólogo, www.habladesexo.com

Al verme enfrentado en la experiencia clínica ante pacientes con indicación de terapia sexual, les explico en términos generales de que se trata y de cuales son los procedimientos a seguir. Por otro lado, en situaciones sociales, cuando me preguntan a qué me dedico y hago referencia a mi especialidad, parece llamar bastante la atención y me bombardean con preguntas. La más frecuente es: “¿Qué es la terapia sexual?”. Antes de responder me gusta preguntar que es lo que ellos creen que puede ser, para indagar sobre las fantasías que tiene el común de la gente sobre este tema. Algunas personas tienen una noción bastante cercana sobre este método, pero la mayoría parece no saber muy bien de que se trata. Muchos lo relacionan con el kamasutra, con sexo tántrico, bastante incienso y comidas afrodisíacas. También con ser una especie de profesor de ejercicios y pocisiones sexuales y lo que más me llama la atención, es que muchos creen que el terapeuta está presente durante estos ejercicios…

Por Rodrigo Jarpa, Sexólogo, www.habladesexo.com

Para clarificar un poco el concepto, el vaginismo se define como la contracción involuntaria, de manera recurrente o persistente, de los músculos perineales del tercio extremo de la vagina, frente a la introducción del pene, los dedos, los tampones o los espéculos. Esta alteración provoca malestar acusado o dificultades en las relaciones interpersonales y no se explica por la presencia de una enfermedad médica. En algunas mujeres la sola idea de penetración vaginal puede producir un espasmo muscular. (DSM IV)