Dentro de mi calentura habitual hay inocencia, pensé que el sexo anal era lo más extremo a lo que mi culo podía aspirar (pasando por meter el dedo o pasar la lengua), después del sexo anal pensé en doble penetración con un juguete, pero nada más hasta que un amigo me comento de manera muy relajada y natural si yo conocía fisting.

La verdad que no tenía idea que era, así que no me quedo otra que GUGLEAR y lo que leí me pareció bien interesante, pero cuando me metí a paginas de porno quedé en shock.

Entendiendo que el sexo es infinito y que las formas de meter algo en un hoyo son también infinitas, pero la idea de meter un puño tanto en la vagina o el ano son situaciones inimaginables para mí.

Este miércoles a las 22:45 en TVN se estrena La Cultura del Sexo, el programa conducido por mi colega y gran amigo Rodrigo Jarpa, con quien he trabajado durante los 8 años que lleva Japi Jane.

Estoy orgullosa de poder ver un proyecto tan importante y con esta altura de mira sobre la sexualidad, sobre todo transmitido en un canal abierto. De seguro todos podremos aprender y entretenernos, de esta experiencia que Rodrigo compartió junto a Nathalie, viajando por San Francisco, Nueva York, Las Vegas, Los Angeles, Berlin, Estambul, Rio de Janeiro, Dehli, Rishikesh, Tokio y Shangai.

Me consta que hay un gran equipo de producción y dirección atrás de este programa, por lo tanto, todos podrán ver un producto nacional audiovisual de gran calidad. Atento a toda la temporada, porque más adelante tendré mi cameo en uno de los 10 capítulos.

Carolina Pasten es actriz y vive en Valparaíso, es también una de las primeras Japi Chicas, ha hecho incontables fiestas en las que ha aprendido y escuchado historias que le sirven para ser una de las expertas en nuestro team. Para seguir sumando, es la encargada de llenarnos de energia y sabiduría al variopinto grupo de [email protected] que componen el equipo.

¿Tu producto favorito de la tienda y por qué?
Después de que Soraya ocupara el primer lugar de mis favoritos por mucho tiempo, este 2015 ha sido destronado por HULA, el independiente.
Qué mejor que empezar el año con el nuevo juguete que me trajo el viejo pascuero. Con discreto tamaño y fabuloso giro de su punta, permite comenzar con un jugueteo que simula un delicado y suave sexo oral, para luego ir penetrando suavemente y masajeando la pared vaginal. Una vez que está dentro ahí se queda haciendo lo suyo, mientras puedo ir jugando con sus ritmo cómodamente desde su control inalámbrico, el cual además vibra para usarlo al mismo tiempo de manera externa.
En lo personal me parece que es genial no agotar las zonas sensibles de una vez, por lo que algo que me pareció fantástico fue que después de reposar unos minutos, un buen final interno. Con este discreto pero eficiente juguete, se puede tener un placentero segundo final con el control de manera externa. Además, al ser de un tamaño y forma tan amigable en pareja no genera conflicto, menos aún cuando la pareja puede tener el control.

¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en Japi Jane?
Lo que más me gusta, es que todo el aprendizaje que he adquirido, me ha reconciliado con mi sexualidad y la disfruto más en calidad, esto me hizo ver lo necesario de educar en el tema ya que es parte de nuestra vida y nadie nos lo enseña. Me apasiona poder compartir estos conocimientos a través del mundo del juego, para que las mujeres nos empoderemos de nuestra sexualidad y nos saquemos la culpa histórica con la que cargamos en torno al erotismo. Cuando las mujeres entienden que en su cuerpo hay un órgano que no tiene otra finalidad que darnos placer, se desmoronan siglos de falsas creencias y comienza la reconciliación con su sexualidad, sin hacer cargo a otro de mi placer o mi falta de éste, y que yo pueda ser una detonadora de esto, me parece simplemente fabuloso.

No es la primera vez que escribo esto. De hecho, creo que cumplí la mayoría de mis propósitos sexuales del año pasado, donde destacaban “aprender a hacer un lap dance” y “tener orgasmos en otras posiciones”. Bien por mí. Ahora que se vienen otros 365 días, esta es mi propuesta de objetivos sexuales (en las supersticiones siempre se enlistan 12 cosas, por los doce meses del año. En este caso no serán tantas, pero tú puedes agregarle las que quieras).

Hacer Ejercicios de Kegel → Hablando con la verdad, este es el único propósito de año nuevo que nunca cumplo, y que vuelvo a replantearme cada vez que hago esta lista. Porque ejercitar el suelo pélvico ES importante, trae muchos beneficios y además es necesario para la vida futura. Además, en Japi Jane hay muchas alternativas para poder ayudarte con el ejercicio, por lo que debería ser sencillo. El problema es que siempre se me olvida hacerlo, hasta que leo la palabra Kegel en algún lado y ahí mismo empiezo a apretar y soltar, como si 10 repeticiones al año sirvieran de algo. Este año, quiero mantener en forma mi suelo pélvico, para tener mejores orgasmos y no hacerme pipí de vieja. He dicho. Voy a buscar mis Moon Balls.

Leer más Literatura Erótica → Leer el 50 Sombras de Grey es una puerta de entrada para muchos otros libros del mismo estilo. De hecho, existen varias imitaciones, con hasta los mismos colores de portada. Pero resulta que la Literatura Erótica no es algo nuevo, existe desde hace muchísimo tiempo, y tiene grandes exponentes. Son libros clásicos, entretenidos, y sobre todo: puedes sacar buenísimas ideas para hacer realidad. Además, te calientan más que el porno según yo, por lo que se le saca harto beneficios. Algunos títulos: “Lolita” de Nabokov, “Las Edades de Lulú” de Almudena Grandes, “El Amante de Lady Chatterley” de David H. Lawrence, o cualquiera de los diarios de Anaïs Nin.

Para empezar un nuevo año con nuevos conocimientos, este será el mejor punto de partida. La nueva versión de Me Visto, Me Maquillo, Me Desvisto se impartirá en Santiago y Viña del Mar y quienes asistan, tendrán la oportunidad de aprender a sacar el mejor partido de sus características únicas e irrepetibles, apropiarte de tu sello personal y llevarlo a todas partes.

Este taller cuenta de tres partes fundamentales, que se divide en clóset, rostro e imaginario erótico.

Me imagino a alguien motivándose a hacer el amor escuchando el soundtrack de Star Wars y me da una mezcla de vergüenza ajena y ataque de risa. Y no es que se me haya ocurrido pensar en una pareja nerd haciendo realidad la fantasía de Princesa Leia esclava porque sí, es porque la banda sonora de Star Wars figura en la lista de canciones más escuchadas por la gente al momento de tener sexo, aunque usted no lo crea.

Esta es una encuesta que hizo Spotify a través de su sitio web (para los usuarios anglosajones eso sí), en el que le preguntaban a la gente por sus preferencias. El resultado: Dirty Dancing en el número uno. Específicamente la canción que canta Patrick Swayze “She’s like the wind”. Repito: la gente tiene sexo –se calienta –escuchando la voz de Patrick Swayze.

Tomémonos un momento para reflexionar sobre este hecho, escuchando la canción en cuestión:

Si bien existen diversos métodos anticonceptivos, cuando se trata de cuidarnos de las infecciones de transmisión sexual la única opción que existe es usar condón. Lamentablemente para algunos hombres el usarlo se les hace difícil e incluso les puede hacer perder la erección. Si bien la pérdida de sensibilidad que produce el condón es menor, acostumbrarse a usarlo puede ser difícil y el ponerlo puede “cortar la inspiración”.

¿Qué hacer para evitar que esto suceda? Para que no sea un trámite que saqué del contexto erótico es bueno incluir el condón como parte del juego sexual en pareja, tenerlo lo más a mano posible antes de iniciar el encuentro y que el ponerlo no sea una tarea solitaria. Una buena opción es que lo ponga la pareja o que mientras se lo pone a sí mismo continúen las caricias y estímulos por parte del compañero/a.