Columnas / por Daniel Brent

Una historia con el amigo hétero curioso

008SAC_Willie_Garson_002

Creo que la mayoría de los gays hemos tenido un flechazo con un mino hetero. Ese hombre inalcanzable que en nuestra imaginación es seco en la cama, envidiando a la mina que se lo come y deseando ser Ranma ½ por 30 minutos para probarlo. Aquí me doy la libertad de tratar a los minos hetero como objetos, porque eso son en el mundo gay.

Pero hay veces en que la fantasía se vuelve realidad. Porque mientras las mujeres se encuentran lindas, se saludan de besos y duermen juntas, creo que los hombres también tienen la misma curiosidad, solo que su hombría o un machismo injustificado los hace bloquear esos pensamientos.

Mi mejor amigo hétero, al primero que le conté sobre mi homosexualidad y que es el único abierto de mente como para entender al respecto. Habían carretes en los que hablábamos noches enteras de sexo y las diferencias entre el sexo gay y con minas.

Una noche después de tomarnos cinco botellas de vino en su depto, sentí que estaba un poco mareado para manejar, así que me ofreció su cama de 1 ½ plaza para irme al otro día. Como era verano me acosté sobre la sábana con shorts y polera y él al lado mío. Se nos pasó el sueño y probé la técnica que jamás falla (anoten): Cuando están carreteando con el mino que les gusta, denle copete hasta que se encuentre arriba de la pelota, si es demasiado trago se cura y no funciona la técnica. El copete los pone caliente altiro si empiezan de pronto a hablar de sexo o minas.

“Y hace cuánto que no te lo chupa una mina?” – empecé preguntando. “Uuff, como seis meses weón” – me contestó. “Que tení’ mala suerte, porque los gays somos secos con el sexo oral, jeje”. Se quedó mudo.

De pronto escuché que se estaba sobando por sobre el short. “Incluso hasta cuando te pajea otro es rico” – seguí contándole. Ahí escuché que su respiración se volvió más rápida y se bajó el cierre. Se comenzó a sobar y podía escuchar el roce de su mano sobre el bóxer.

Entonces pensé: me arriesgo y lo pasamos bien teniendo algo de sexo piola o si se enoja, mañana le digo que lo soñó porque estaba muy curao y que yo me había ido a mi casa a dormir. No había ni terminado de pensar lo anterior cuando metí mi mano por el cierre y lo empecé a pajear despacio. Sus gemidos eran tan roncos y varoniles como de película porno hetero de Private o softporn de Emmanuelle.

Lo tenía grueso. “Pobres minas, que dolor” pensé. Sacando sólo el pene del short y sin desvestirnos se la empecé a chupar mientras él puso las manos atrás de su nuca esperando que yo hiciera todo. Fue exquisito, como probar un filete mignon. Aunque un filete harto duro, porque por muy bueno que sea chupando y él estuviera muy hot, el alcohol hizo lo suyo y apagó tele. Incluso creo que lo escuché roncar cinco minutos antes de que se le pusiera flácido.

Lo manoseé por cinco minutos más para ver si regresaba, pero nada. Así que se lo volví a guardar y me dormí abrazado a su brazo derecho. Al otro día le pregunté detalles onda para corroborar que no se acordara de nada y no hizo comentario al respecto, así que nuestra amistad se salvó y seguimos hablando abiertamente de todo.

No sé si el copete es capaz de dar vuelta a cualquiera. Por lo menos yo con copete me he comido a minos que jamás habría imaginado siquiera voltearme a mirar en la calle.

Será que todos somos bisexuales y somos capaces de explorar el sexo gay y si no nos gusta volver a ser hetero? Es el machismo el responsable que los hombres hetero no se permitan pensar en otro hombre? A Shot of Love With Tila Tequila fue una mentira?

Lo único que se es que lo hice con un hombre hétero, porque ahora está pololeando felizmente y le da como caja a su mina (por lo que me cuenta), que el alcohol ayuda en el 80% de los encuentros casuales y si Brandi no se hubiese ido del reality, Tila Tequila se habría quedado con ella.

8 Comentarios para “Una historia con el amigo hétero curioso”

  1. Joseline Pelushe dice:

    Seco Brent! un agrado leer cada una de sus historias 😉

  2. Entrenador dice:

    Igual Espero que un amigo Gay me haga la gracia…! (pero debo tomarme varios copetes antes) pero lo pasaría bien…! Por el rato sin atados.

  3. Despierto dice:

    Creo que sí, todos somos bisexuales en esencia. La heterosexualidad es un patrón social.
    Siempre he tenido relaciones estables con minas, pero en los entreactos bienvenida sean las travesuras…
    Encasillarse es limitarse.

  4. jenn dice:

    yo creo que si todos los hombres tienen curiosidad y solo se abren con la persona indicada por ejemplo mi mino es the real macho alfa pero empeze a curiosear por su cuerpo primero lamiendo su culo, luego introducido dedos ahora dildos mientras le hago sexo oral puta que me calienta someterlo a mi placer y a el le encanta

  5. Iván dice:

    Te pasaste XD jajajasjdjas eres seco (: habrá que probar esa técnica jajaja

  6. ronald dice:

    soy de rol versátil serio y discreto, soy blanco, alto , peso promedio, ojos negros , cabello corto negro, soy higiénico, graduado universitario, vivo con mis padres, mi familia nada sabe, mi edad es 35 años, sitio para un encuentro privado no tengo. para contactarme mi numero de celular 0416-7927794 Maturin Edo monagas , venezuela
    facebook:
    http://facebook.com/ronaldjose.martinezrondon

  7. dark dice:

    Piola la historia. Mi mundo es hetero macho casi homofóbico. Pero en algún momento me pasé rollos de tener algo sexual con hombres. Jamás me atrajo penetrar o ser penetrado, pero tenía fantasías con sexo oral y hombres varoniles.
    Ya de adulto, cerca de los 40, tuve mi primera experiencia masculina.
    Empecé a frecuentar un ciber con cabinas. Lo divertido es que iba a ver porno hetero, pero tenía cámaras y un chat donde los tipos se te ofrecían.
    Por mucho tiempo bloquee el aparato y el chat, hasta que un día —la maldita curiosidad— apliqué.
    Debo decir que me calentó mucho la idea que un tipo me la mamara. Solo eso. Una buena mamada.
    Pero cuando el muchacho llegó a la cabina yo estaba casi temblando de excitado.
    El tipo se arrodilló y empezó la labor. Me dejó loco. El tipo la chupaba mejor que las minas y se la comía con enormes ganas, así que duré poco y acabé de una, en su boca.
    Debo decir que si bien me fascinan las minas, de vez en cuando, me arranco de nuevo al ciber a recibir una buena mamada masculina. Jejejeje.

    Bye

  8. xaver dice:

    soy de moron bs aires escriba y charlamos tengo39años
    asi nos contamos historias reales y quisas encontremos una amistad

Deja un comentario


Warning: include(inc/select-aside.php): failed to open stream: No such file or directory in /home4/japijane/public_html/blog/wp/wp-content/themes/japiblog_theme/single.php on line 39

Warning: include(inc/select-aside.php): failed to open stream: No such file or directory in /home4/japijane/public_html/blog/wp/wp-content/themes/japiblog_theme/single.php on line 39

Warning: include(): Failed opening 'inc/select-aside.php' for inclusion (include_path='.:/opt/php54/lib/php') in /home4/japijane/public_html/blog/wp/wp-content/themes/japiblog_theme/single.php on line 39