Vaginismo, causas y tratamiento

vaginismo

La vagina no es estrecha, al contrario, es quizás el órgano más flexible y elástico del cuerpo. Nos permite tener relaciones sexuales con penes y juguetes de distintas dimensiones y además dar a luz un bebe.El manejo voluntario de los músculos que se encuentran en la vagina nos permiten, por ejemplo, sentir y provocar mayor placer sexual durante nuestros encuentros sexuales.

Sin embargo algunas mujeres, debido a causas psicológicas y/o físicas contraen involuntariamente esos músculos impidiendo las relaciones sexuales aun queriendo tenerlas. Este problema sexual se llama vaginismo.

En otras palabras el vaginismo es un espasmo involuntario de los músculos que rodean la vagina, lo que hace que ésta se cierre e impida las relaciones sexuales penetrativas, la visita ginecológica e incluso, en algunos casos, el ingreso de un dedo meñique.

Existen distintas causas pero dentro de las más frecuentes se encuentran:

• Un trauma o abuso sexual pasado.
• Educación culpógena de la sexualidad.
• Fe religiosa e ideal de virginidad.
• Miedo o fobia a la penetración.

La buena noticia es que tiene tratamiento!

Los mejores resultados se obtienen con un enfoque integrado y un equipo multidisciplinario que consiste en una combinación de educación, terapia sexual y ejercicios corporales.

De mucha ayuda es el uso guiado de los dilatadores porque permiten a la mujer avanzar y mejorar respetando sus propios tiempos.

Si tienes vaginismo y necesitas ayuda, no dudes en escribir a [email protected]